INDEC: el uso de la capacidad instalada de la industria en enero fue el más bajo desde 2020

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer que la utilización de la capacidad instalada en la industria fue del 54,6% en enero. De esta manera, se trata del índice más bajo desde la pandemia del Covid-19, en junio de 2020, cuando en aquel entonces había sido escasamente superior al 53%.

El organismo detalló que la utilización de la capacidad instalada tuvo una baja de 7,4 puntos porcentuales contra los 62% que se registraron el primer mes del año anterior.

Los bloques sectoriales que tuvieron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron refinación del petróleo (83,5%), industrias metálicas básicas (76,3%), papel y cartón (69,8%), productos alimenticios y bebidas (57,7%), sustancias y productos químicos (57,1%) y productos minerales no metálicos (57%).

En contrapunto, los que se ubicaron inferiores al nivel general fueron edición e impresión (53,9%), productos del tabaco (50,5%), productos de caucho y plástico (43,5%), productos textiles (36,7%), metalmecánica excepto automotores (33,4%) e industria automotriz (25,7%).

Industriales alertan que la apertura de importaciones significará la quiebra de miles de la pymes

La decisión del Gobierno de liberar y bajarle los impuestos a las importaciones de productos terminados de la canasta básica puso en estado de alerta a la industria pyme que temé por quiebras y despidos masivos.

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, advirtió que la medida anunciada este martes por el vocero presidencial Manuel Adorni “provocará la quiebra de miles de Pymes industriales y una destrucción masiva de puestos de trabajo, lo que generará una espiral de la crisis económica y social de los argentinos”.

Rosato lamentó que las autoridades nacionales «hayan encontrado en las Pymes argentinas a las responsables por las remarcaciones de precios, que provocaron la suba inflacionaria», al señalar que “no se tuvieron en cuenta la suba de los costos de la producción, que generó la liberación de precios, luego de la devaluación de diciembre, ni la rentabilidad inédita de las grandes cadenas de supermercados, quienes llegaron a casi duplicar los precios que se envían desde las fábricas”.

“Echarles la culpa a los fabricantes locales de productos de la canasta básica por la suba de la inflación es una decisión tan desmesurada, como errónea. Las Pymes nos enfrentamos a una crisis de la producción desde mucho tiempo, con una inflación de costos que restringió al máximo la rentabilidad de las empresas. La caída del consumo generó un estado de alerta, porque costaba cada vez más sostener la capacidad instalada con ingresos deteriorados. Si aumentábamos los precios de manera insostenible, no íbamos a vender nada. Si sólo se hace ese cálculo, se puede corroborar que las remarcaciones de las góndolas no es nuestra responsabilidad”, afirmó el presidente de IPA a través de un comunicado.

Luego agregó: “En estas semanas habíamos detectado la presencia de productos importados en las góndolas de varios supermercados, como aceitunas, fideos secos y salsa de tomate, con precios muy superiores a los locales. Incluso, más caros de los que se consiguen en el exterior. La liberación de las importaciones, como pasó en otras épocas, no generará mejores precios, sino que competirá de manera desleal y los argentinos estaremos pagando trabajo extranjero a cambio de desempleo local”.

Deja tu comentario!

Relacionado Posts