Ante el temor por posibles despidos y la incertidumbre por la falta de respuestas desde la empresa, solicitarán una audiencia con el gobernador para ponerlo al tanto de la situación. El clima en la planta del Parque Industrial es “tenso y de angustia”.

Los trabajadores de Alpargatas enviarán una carta al gobernador de la provincia, Carlos Verna, donde le piden su intervención ante la incertidumbre por posibles despidos en la empresa. Este lunes decidieron suspender las protestas: desde el gremio dijeron que no quieren que la firma tenga excusas para despedir gente.

“Hemos estado charlando con los gerentes, pero dicen que no tienen nada oficial. Por eso en los dos turnos vamos a estar firmando una carta para entregarle al gobernador planteando la situacion. Es una empresa privada pero también es una empresa que hace años está en el Parque Industrial y queremos que medie ante la situación”, explicó el secretario general del gremio textil, Nerio Medina, a El Diario.

“Son muchos compañeros con el puesto de trabajo en riesgo. Ya hablamos con con el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, que va a entregar la carta al gobernador en mano, donde también pedimos una audiencia urgente”, agregó Medina.

El dirigente dijo que dentro de la planta el clima es “tenso, de angustia”. “No dan detalles y dicen que no tienen información para dar. Lo de los despidos es una posibilidad que se sabe a voces, pero ningún directivo de la empresa lo confirma”, advirtió.

La semana pasada, los trabajadores junto al gremio habían comenzado con una serie de protestas durante los turnos. Pero este lunes prefieron esperar. “Somos cautos y no queremos exponer a los compañeros a un despido con causa. Por eso vamos a hacer la nota al gobernador y veremos qué medida tomamos después, para tampoco afectar el presentismo o dar la chance de que empicen a llegar telegramas de despido con causa por alguna interrupción”, apuntó Medina.

La semana pasada realizaron una planfleteada y exigieron respuestas por parte de la firma. El fantasma de la crisis que vivieron en 2001 vuelve a navegar sobre ellos y sus familias. En 2016 eran 420 empleados, hoy son la mitad y el rumor es que la empresa quiere quedarse con entre 90 y 100 personas. El mes pasado su plegaron a los retiros voluntarios unos 30 trabajadores, aunque la empresa pretendía que fueran más del doble.

Desde 2016 Alpargatas ya cerró dos plantas en el país, una en Villa Mercedes, San Luis, y otra en Florencio Varela. Alpargatas Argentina tiene sede central en la Ciudad de Buenos Aires y tenía nueve plantas, que ahora pasaron a ser siete (cinco dedicadas al negocio del calzado y cuatro al negocio textil). Además de las que cerró y la de Buenos Aires, tiene dos plantas en Catamarca y una en Chaco, Tucumán, Corrientes y La Pampa.

 

EL Diario de La Pampa

Facebook Comentarios