Se trata del programa de viviendas sociales anunciado por el gobernador Carlos Verna a principio de año, luego de que el Gobierno Nacional redujera los fondos para construcción de viviendas en nuestra provincia. El Gobierno pampeana prevé la construcción de 600 viviendas y ya hay municipios que proyectaron un número concreto y presentaron el pedido.

El adelanto lo hizo el mismo Verna en el marco del acto oficial por el aniversario de la Revolución de Mayo, donde adelantó que el intendente de Trenel “se ha comprometido a hacer diez viviendas”, el de Quemú Quemú “ya está presentando la documentación para hacer 20, en dos etapas de diez y diez”, y el intendente de 25 de Mayo “está viendo cuantas puede hacer, pero piensa en una cantidad importante en etapas también”.

Al respecto, mandatario provincial se explayó en la propuesta: “nos presentan en el plano, lo hace la municipalidad, eligen que modelo quieren, lo único que pedimos como mínimo es dos dormitorios y les financiamos 350 mil pesos hoy, en las viviendas que tiene definido hacer Trenel y actualizar los costos, y están en orden de los 600 mil pesos, es decir que poniendo 250 mil, por encima de lo que nosotros les damos, pueden hacer una casa y el aporte que hace la Provincia, lo hace como subsidio, es decir, sin necesidad de devolvernos. La lista de adjudicatarios la hace el intendente y se conoce desde el principio, de tal manera que si el adjudicatario quiere cambiar algunas de las cosas que tiene la vivienda que construye la municipalidad porque le quiere poner más valor, puede llegar a hacerlo si bien son viviendas que están destinadas a los que tiene un ingreso que está por debajo de los dos salarios mínimos que pide el FONAVI”.

“Yo creo en la descentralización y no la uso para los discursos, la uso efectivamente”, lanzó Verna.

Pasando en limpio, serán 600 viviendas sociales destinadas a los sectores de menos recursos, cuyos grupos familiares los proponen los municipios que no superen los 10 mil habitantes, según el Censo Nacional del 2010.

Los terrenos deben ser del municipio o del IPAV. Las Municipalidades y Comisiones de Fomento que adhieran al Plan, tendrán a su cargo la contratación y ejecución total de la obra.

El municipio elevará al IPAV los planos municipales de obra nueva a construir, aprobados, la constancia de titularidad de los terrenos, la planilla propuesta de postulantes, la Ordenanza del Concejo Deliberante autorizando la adhesión al Plan “Viviendas La Pampa” y toda otra documentación necesaria.

El Gobierno Provincial otorgará un aporte, en carácter de subsidio no reintegrable, de $350.000 por cada vivienda nueva, y los intendentes destinan otro monto en base al proyecto elaborado por el municipio, lo que determinará el valor total de la vivienda. Como requisito, las viviendas nuevas deberán tener mínimo dos dormitorios, un baño y cocina comedor.

Una vez aprobado el proyecto y firmado el convenio con el IPAV, este último hará un desembolso de dinero equivalente al 30% del total del convenio, posteriormente, contra la certificación por parte del IPAV del avance de obra, se otorgará un 40%, y finalmente, cuando la obra registre el 70% de avance, se entregará el 30% restante.

Los plazos de obra se fijarán en función de la cantidad de viviendas y las disponibilidades económicas de los municipios.

Facebook Comentarios