Un operativo policial se realizó en una casa de la calle Suipacha entre Neuquén y Río Negro, en la zona norte de Santa Rosa. Secuestraron 80 gramos de cocaína, 11 celulares, una pistola calibre 22 y 181.685 pesos en efectivo. El dueño de casa se dio a la fuga.

El procedimiento comenzó en una vivienda de calle Suipacha entre Neuquén y Río Negro. La casa era motivo de vigilancia desde hacía varios meses, y la persona sospechada de ejercer el comercio de venta de estupefacientes ya había sido motivo de un intento de aprehensión el año pasado en el que no se le secuestró droga pero sí alrededor de 600 mil pesos. El individuo también pudo eludir la acción de la Policía.

Al momento de la irrupción policial se hallaban siete personas en la casa, algunos menores de edad, y el movimiento exterior con constantes llegadas y salidas de individuos. El grupo que se hallaba en el interior, al observar la presencia policial, evitó una entrada limpia por parte de los efectivos, permitiendo que el sujeto sospechado de poseer la droga comenzara una fuga por el patio hacia domicilios aledaños.

En su huida el sujeto arrojó sobre la vereda de calle Río Negro una bocha con envoltorios pequeños cargados de cocaína por un total de 80 gramos, hallados durante el rastrillaje realizado por la prevención. A pesar del cerco policial, el individuo logró darse a la fuga aunque se le pudo observar claramente la vestimenta colocada. La requisa en el interior de la vivienda permitió ubicar, en distintos sitios, dinero por un total de 181.685 pesos en efectivo, una pistola calibre 22 con numeración pero sin documentación, 11 teléfonos celulares y varias bolsas de residuos cuyo material resultó coincidente con los hallados fraccionados con cocaína tirados en la vereda.

Búsqueda

La persona (de 40 años de edad) que logró escapar del cerco policial se encuentra plenamente identificada y, por orden de la jueza federal interviniente, María Gabriela Marrón, ahora es intensamente buscada por los efectivos policiales para proceder a su detención.

Otra medida que dispuso la magistrada fue ordenar el análisis de la droga secuestrada para cotejo de ADN con relación al fugitivo.

Del allanamiento tomaron parte el Coordinador Operativo de Lucha contra el Narcotráfico, comisario general Néstor Angel Fontán; el 2° Jefe, comisario general Darío Sergio Seisdedos, el comisario inspector Víctor Izaguirre, con la supervisión del Subsecretario de Prevención y Lucha contra el Narcotráfico, comisario general ® Luis Jorge Correa, y personal a su cargo.

Enterado del procedimiento el ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, se hizo presente en el lugar, dialogó con el personal policial a quien felicitó por el trabajo realizado.

Facebook Comentarios