River se juega una ficha clave en Ecuador: el plantel y el cuerpo técnico consideran crucial el duelo con Emelec

- enDeportes
43
0

“La Copa es dura para todos y va a ser un grupo muy cerrado y durísimo. El próximo partido en Ecuador va a ser crucial”. Las palabras de Marcelo Gallardo , 14 días atrás, después del empate 0-0 con Independiente Santa Fe en el Monumental, ya anticipaban la trascendencia que iba a tener el duelo ante Emelec . No haber ganado como local cambió el panorama y transformó en necesario un triunfo esta noche en Guayaquil para enfilar el rumbo de River en el Grupo D de la Copa Libertadores .

La igualdad 1-1 de ayer entre Flamengo y Santa Fe en Brasil puede favorecer al Millonario, si es que aprovecha su oportunidad, ya que los brasileros suman cinco puntos y los colombianos tienen tres. De ganar, River quedaría con cinco unidades, compartiendo la punta con el Mengao y relegando a Emelec, que quedaría en el último lugar con un punto. Por eso, dentro del cuerpo técnico y el plantel consideran que una victoria hoy es más que trascendental: dentro de una semana, en el Monumental, el equipo del Muñeco podría empezar a encaminar su clasificación a octavos de final si logra vencer nuevamente a los ecuatorianos.

De la misma manera, una derrota complicaría la situación, ya que depositaría a los de Núñez en el último lugar del grupo con dos unidades y dejaría a los de Guayaquil en el segundo puesto, con cuatro. Quizás, el empate es el mal menor: todo seguiría igual que antes de la tercera fecha, con Flamengo como único líder y con dos partidos en condición de local por delante. Luego de recibir el 26 de abril al Bombillo, tendrá que visitar el 3 de mayo en Bogotá al conjunto cafetero y jugar en casa el 23 de mayo ante el equipo brasilero.

Por eso, conseguir su primer éxito en la presente Libertadores y estirar el invicto a diez partidos es el gran objetivo que River tiene ante el Bombillo. Además, afrontará el desafío de volver a doblegar la historia, tal como lo hizo el año pasado, cuando se impuso 2-1 con goles de Moreira y Alario en la fase de grupos. Aquella vez rompió una racha de 12 años sin ganar en Ecuador y sumó su tercera victoria en 16 visitas a un país que no le suele ser fácil (tiene tres empates y 10 derrotas).

“Contra Flamengo sacamos un empate en Brasil y nos vinimos contentos. Pero después de local no pudimos ganar y ahora nos toca de nuevo de visitante, a ver si podemos sacar un triunfo. Tenemos un partido difícil con Emelec, tiene buenos delanteros, de local se hace fuerte y su gente empuja bastante. Pero nosotros somos River, sabemos jugar esta clase de partidos y esperemos lograr un buen resultado. Vinimos a hacer nuestro trabajo”, comentó Mora, quien anotó uno de los dos tantos del Millonario en la Copa (el otro lo hizo Camilo Mayada).

“Como sea, tenemos que tratar de ganar. Y si no se puede, no perder porque esto sigue. En Ecuador nos ha ido bien, esperemos volver con los tres puntos. Ellos van a entrar y van a querer ganarnos, lo necesitan. Pero acá en River donde nos toque tenemos que salir a ganar. Vinimos a eso. El equipo está bien, viene mejorando cada vez más en lo futbolístico, que es importante. Queremos conseguir los tres primeros puntos de la Copa”, agregó el delantero uruguayo.

Mantener el viento a favor más allá de los resultados (su última caída fue 1-0 ante Vélez el 24 de febrero por la fecha 17a) también es otro punto clave: hoy el rendimiento colectivo muestra un crecimiento sustancial, las individualidades vuelven a florecer y los detalles comienzan a pulirse. Y, además, las cartas que puede jugar desde el banco también responden: Scocco, Borré, Palacios y Quintero, entre otros, han demostrado que pueden estar presentes cuando el equipo los necesita.

Para regular cargas físicas, Maidana, Ponzio y Mora, los tres emblemas que quedaron de la consagración continental en 2015, fueron al banco de suplentes ante los rosarinos y solo el uruguayo tuvo 12 minutos de acción. Haber cuidado a los pilares del equipo es otra muestra del técnico para entender lo que representa el partido con Emelec, que el domingo pasado le ganó 2-1 a Independiente del Valle, cortando así cinco juegos sin éxitos (llevaba cuatro derrotas y un empate) y que esta noche no contará por lesión con su delantero estrella Brayan Angulo, goleador del equipo en el torneo local con seis tantos y autor de los únicos dos gritos en la Copa.

Facebook Comentarios