La empresa multinacional cerealera Cargill paralizó este jueves y hasta fin de mes sus plantas ubicadas en la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez y en Bahía Blanca, y suspendió a todos sus empleados sin goce de sueldos.

Los empleados de la empresa que llegaron esta mañana a la puerta de la planta para iniciar la jornada laboral se vieron impedidos de ingresar y denunciaron un “nuevo lock out patronal” que busca “justificar futuros despidos”.

Un gerente de la firma les leyó un comunicado a los trabajadores a las 6 de la mañana en el que confirmaba el cierre temporal de la planta. Responsabilizó pro el cierre a los mismos empleados que venían manifestándose en contra de los despidos que la firma comenzó a efectuar a principios de mes.

En ese comunicado, la compañía sostuvo que se ve obligada a interrumpirlas operaciones de sus plantas de molienda de Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca desde el 19 de abril hasta el 29 de abril de 2018 inclusive, reiniciando las actividades el día 30 de abril de 2018 en el primer turno correspondiente, consignó IProfesional.com.

“Consecuentemente, el personal será suspendido sin goce de haberes por igual lapso”, dijo la corporación multinacional privada, con base en Minnesota, en los Estados Unidos, donde fue fundada en 1865.

 

 

Diario Textual

Facebook Comentarios