Durante la mañana del martes personal médico del Servicio de Hematología del Hospital Centeno realizó una actividad frente a la Municipalidad para informar acerca de esta enfermedad. En la actividad además participó el Banco de Sangre del hospital, con la campaña de colecta.

Ana Paula Portalez, médica hematóloga, se refirió a la enfermedad y los objetivos que se persiguen en el marco de la campaña por el Día Mundial de la Hemofilia.

“Creímos importante, por la cantidad de pacientes que había con la enfermedad, el tener un grupo, juntarnos y brindar información para los papás que tengan chicos con hemofilia. Más que nada para hacer un poco de guía en la provincia, ser un poco el soporte en la educación del tratamiento”, indicó la profesional quien además informó que hay mayores casos de pacientes hemofílicos en el norte provincial que en el resto de la provincia.

Además se expresó acerca del desconocimiento que se tiene sobre la enfermedad. “Hay miedos, porque implica un tratamiento crónico, a largo plazo, donde al chiquito hay que darle una medicación endovenosa. Hay desconocimiento al tratamiento. No es algo tan frecuente, o sea que es algo no habitual en la salud. Pero siempre pasa por el desconocimiento”.

dario

Agregó que “la intención con el grupo es capacitar a los papás y brindar la información a la comunidad. Nuestra idea también es llegar a las escuelas. Tratar de adaptar al chico a la sociedad, y que no tenga ningún tipo de problema a la hora de hacer su vida normal. Pero está bueno que la gente conozca del tema para que no haya ningún tipo de problemas. El desconocimiento lleva al miedo justamente por esa falta de información‘ señaló al ser consultada sobre el por que el temor a la enfermedad”.

La Federación Mundial de Hemofilia empezó a conmemorar el Día Mundial de la Hemofilia en 1989. Se eligió el 17 de abril como fecha oficial en honor del fundador de la FMH, Frank Schnabel, quien nació ese día.

La hemofilia es un trastorno de la coagulación de por vida que impide que la sangre coagule adecuadamente. Las personas con hemofilia no tienen suficiente factor de coagulación, una proteína de la sangre que controla las hemorragias. La severidad de la hemofilia de una persona depende de la cantidad de factor faltante.

“Una persona con hemofilia no sangra más rápido que otra, sino que el sangrado podría durar más tiempo. El principal peligro radica en hemorragias internas no controladas, surgidas de manera espontánea o a causa de una lesión. Las hemorragias en articulaciones y músculos pueden ocasionar rigidez, dolor, daño articular severo, discapacidad y, algunas veces, la muerte”, se explicó.

 

 

La Reforma Diario

Facebook Comentarios