El ministro de Defensa reconoció ante la Comisión Bicameral que, en su “obsesiva” búsqueda del submarino desaparecido, el Ejecutivo recurrió a iniciativas no protocolares. Tras afirmar que hasta el 1 de abril la nave fue rastreada por las “mejores armadas” del mundo, afirmó que “subimos a videntes en los barcos y fuimos a buscar a otras zonas”.

A cinco meses de la desaparición de los 44 tripulantes de la nave y en medio de las filtraciones acerca de supuestas misiones encubiertas de la Armada, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se negó a jurar antes de comenzar su exposicón ante la Bicameral y adelantó que no revelaría “secretos militares” sobre las tareas de la embaracación. “No necesito jurar para decir la verdad”, se excusó el ministro. Antes de preguntar acerca del tiempo transcurrido desde la última comunicación del submarino, subrayó: “Es más grave como ministro mentir que haber jurado como testigo. La testimonial es una formalidad innecesaria porque soy funcionario público”.

Tras definirse como el “garante de la defensa nacional como delegado del Presidente”, Aguad aclaró que “hay un artículo del Código Penal que me impide revelar secretos militares”. “Hemos relevado del secreto para la Justicia, para que pueda encontrar la verdad”, aclaró, sin embargo, y adelantó que no lo haría “en una asamblea multitudinaria”.

Durante su exposición, el ministro negó que el ARA San Juan haya estado a pocos kilómetros de las Islas Malvinas, tal como había señalado en su momento el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ante la Cámara de Diputados, en base a un informe de la propia Armada. Hoy Aguad atribuyó aquella información a la inscripción de una “longitud equivocada” en “un borrador” de la Marina, y afirmó que “lo más cerca que pasó (de Malvinas) fue a 185 km de distancia, dentro del área económica exclusiva de la Argentina y muy lejos de un área exclusiva (por área de exclusión)”.

Cuando ya llevaba más de tres horas ante la Bicameral, Aguad, quien fue cuestionado por los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos, afirmó que “hasta el 1 de abril (el submarino) fue buscado con la mejor tecnología que hay en el mundo, con las mejores armadas”, y enseguida agregó que, inclusive, se implementaron actividades no contempladas en los protocolos de búsqueda. “Lo hemos buscado, hemos puesto hasta videntes arriba de los barcos”, reconoció.

Más adelante, “El milico” Aguad, apodo que se ganó durante la última dictadura cívico militar por su amistad con el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, afirmó que el Gobierno nacional quiere encontrar “casi obsesivamente” al submarino desparecido. “Hace mucho tiempo lo estamos buscando y lo buscaremos el tiempo que sea necesario”, agregó.

El ministro de Defensa de la Nación aseguró, además, que el ARA San Juan “estaba objetivamente en condiciones de navegar”, y anticipó que el Ejecutivo comenzó “las actuaciones de contratación directa” de un sistema teledirigible para la búsqueda del submarino.

Facebook Comentarios