En las últimas horas se confirmaron los períodos de corta anual en los ríos de Mendoza. El más extenso será el del río Atuel.

El corte empezará mañana, lunes, y será hasta el 20 de agosto, unos cuatro meses. El agua de reúso que estaba ingresando a La Pampa dejará de llegar.

Se desconoce cómo hará Mendoza para empezar a cumplir con el fallo de la Corte Suprema de Justicia que la obliga a garantizar un caudal de agua para La Pampa. Más allá del anuncio, el cauce del Atuel está casi seco en territorio pampeano, por lo que las condiciones continuarán de la misma forma.

El argumento para mantener el río cortado en Mendoza es que las reservas de agua en el Valle Grande y El Nihuil son los más bajos de la provincia y se necesita extender la corta lo más posible para “acumular” recursos hídricos de cara a la próxima temporada de riegos, desde la primavera.

“Según el cronograma, la corta más extensa es la del Atuel, que se extenderá desde el próximo lunes 16 de abril hasta el próximo 20 de agosto. En total son 125 días sin agua corriendo por los canales. Hay que tener en cuenta que los diques de la cuenca solo alcanzan al 31% de su capacidad”, informó el diario de San Rafael.

“Durante los períodos de corta se realizarán obras de conservación, mantenimiento y limpieza en los diques de cabecera y derivados internos de la red primaria de distribución. Las Inspecciones de Cauce, en tanto, se ocupan de la limpieza anual de cauces de la red secundaria, terciaria y desagües. Mientras dura la corta general de agua, la entrega de dotaciones a plantas potabilizadoras e industriales no sufre modificación alguna”, detalló.

El Departamento de Irrigación de Mendoza se planteó como objetivo acumular agua para la primavera. “El objetivo es difícil pero no imposible, por lo que se buscará llegar a la primavera con una acumulación del 82% en los embalses, los que actualmente se encuentran a un 32 por ciento”, detallaron.

La falta de agua que atraviesa el río Atuel esta temporada “es una de las más conflictivas” que se recuerdan en los últimos años, destacó el sitio mendocino. En ese sentido, desde hace un par de semanas comenzó una serie de erogaciones de manera “seccionada”, la cual permitió notar los primeros “ahorros” de la temporada.
Desde que comenzó a aplicarse este sistema los embalses del río Atuel pudieron recuperar un 6% de su capacidad acumulada.

Facebook Comentarios