La fiscal del caso Ferreira citó a los policías imputados

- enNacionales
64
0

Uno de ellos ya estaba acusado por “excesos en el uso de la fuerza”

La fiscal Adriana Giannoni, a cargo de la causa por el asesinato de Facundo Ferreira, el niño de 12 años que recibió un balazo en la nuca por parte de la policía de Tucumán, adelantó que el miércoles citó a declarar a los efectivos involucrados en la persecución del jueves pasado y que hasta entonces no dará detalles de la investigación ni permitirá el acceso de las partes al expediente. De todas formas, Giannoni confirmó el resultado positivo de las pruebas de dermotest en las manos y la ropa tanto de los policías involucrados como de Facundo y el adolescente que manejaba la moto. Además, la fiscal confirmó que uno de los efectivos imputados tiene una causa abierta por “excesos”.

En su primera conferencia de prensa desde el el asesinato de Facundo, Giannoni resaltó que las evidencias recolectadas hasta el momento están siendo analizadas por un equipo de investigación independiente del Ministerio Público Fiscal, no por la Policía, involucrada en la causa, y adelantó que tanto los imputados como la querella, encabezada por los abogados de Andhes, tendrán acceso al expediente después de la declaración de los policías.

Nicolás González Montes de Oca y Mauro Gabriel Díaz Cáceres son los agentes de la motorizada 911 que el jueves 8 por la madrugada persiguieron a Facundo por considerar que se encontraba en una “actitud sospechosa”, cuando viajaba como acompañante en una moto manejada por otro adolescente, Juan, del barrio La Bombilla. Facundo fue asesinado con un tiro en la nuca que, de acuerdo a tres estudios solicitados por la fiscal, no fue hecho a corta distancia.

La fiscal confirmó el resultado positivo de los dermotest en las manos y las ropas tanto de Montes de Oca y Cáceres como de Facundo y Juan. Giannoni aclaró, además, que en el lugar del hecho fueron encontradas solo dos armas, “una del personal policial y otra no sabemos de quién”, una calibre 19 y otra 22, tal como había trascendido, y adelantó que “hay declaraciones de testigos que nos hacen suponer la existencia de otra arma que no deja vaina, como un revolver”.

En cuanto a los proyectiles hallados en el lugar del crimen, la fiscal solo habló de vainas de dos armas y de un único proyectil, que debe ser sometido a pruebas de ADN. Por el momento, la fiscal solo confirmó que el disparo que mató a Facundo entró por la nuca y salió por la frente.

La fiscal del caso respondió con mucho cuidado cada pregunta para “no contaminar la información que pueden dar los testigos” ni los imputados en su declaración del próximo miércoles. Sin embargo, confirmó que al menos uno de los dos oficiales implicados tiene una causa abierta en la fiscalía por excesos en el uso de la fuerza y minimizó la averiguación de antecedentes de los dos chicos. En el caso de Facundo resaltó que “extraoficialmente no tiene antecedentes, según informó el Juzgado de Menores”.

En cuanto a la obtención de videos de las cámaras de seguridad para analizar la secuencia de la persecusión, la fiscal se limitó a indicar que contaba con imágenes del inicio de la persecusión pero no del momento del disparo que mató a Facundo, por lo que adelantó que se deberá realizar una reconstrucción del hecho y resaltó la necesidad de encontrar más testigos del asesinato.

Respecto de las versiones que indican que el niño ingresó al hospital bajo la caratula de “accidente de tránsito”, la representante del Ministerio Público indicó que aún no cuenta con una confirmación oficial, pero indicó que se convocó a declarar a personal del 107 —el servicio de emergencias— y precisó que cuando la ayudante de la fiscalía llegó al lugar del hecho en la madrugada del jueves el cuerpo del niño ya no estaba y se presume que “murió en el hospital”.

Por otro lado, Giannoni dijo haber solicitado el material de procedimientos policiales en caso de persecución y las leyes orgánicas de la fuerza para analizar la actuación de los efectivos a la luz de las normas vigentes, horas después de que la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmara que “disparar o no por la espalda depende de la situación”.

La fiscal también recogió la denuncia de amenazas recibidas por la familia Ferreira en los últimos días e indicó que le sugirió a los abogados querellantes que presentaran las denuncias correspondientes para ordenar “todas las medidas en resguardo de la integridad física y psicológica de la familia de Facundo”.

Facebook Comentarios