Dos fallas generaron un apagón en toda la provincia

- enLa Pampa
129
0

Durante casi una hora, gran parte de la provincia estuvo sin energía. De haber ocurrido por separado, ninguna de las fallas hubiera provocado por si sola el colapso eléctrico.
Dos fallas eléctricas casi simultáneas provocaron el apagón que ayer dejó a gran parte de la provincia sin energía eléctrica durante casi una hora. Una de las fallas fue en la línea de alta tensión que administra Transener, y la otra en el tramo de la línea Trenque Lauquen-General Pico que maneja la provincia de Buenos Aires. En Santa Rosa, el apagón provocó un caos vehicular en el centro de la ciudad.
“Fue como dice la Ley de Murphy: si algo puede salir mal, va a salir mal”. Con esta reflexión, un técnico que conoce de cerca cómo funciona el sistema eléctrico provincial graficó la sucesión de hechos que desembocó en el apagón de ayer por la tarde.
Ninguno de los dos hechos aislados hubieran provocado el corte, pero la simultaneidad arrastró una línea tras otra. Las probabilidades de que ambos ocurran casi en sintonía, son realmente bajísimas, pero ocurrieron.
En la Estación Transformadora de Macachín, el personal del lugar estaba realizando un “mapro”, mantenimiento programado, en el transformador de 500/132 KVA, cuando una falla en la línea de alta tensión de 500 kV provocó su salida de servicio. La falla en la línea de 500 ocurrió en el tramo entre Puelches, donde está la vieja estación de rebaje que abastece a la provincia, y Macachín, donde se encuentra la nueva.
La salida de la Estación de Macachín -cuya línea llega hasta la Subestación Este de Santa Rosa- complicó al resto del sistema energético provincial pero no lo hizo colapsar. La energía siguió ingresando a la provincia desde la línea Puelches-General Acha-Estación Sur (la que se encuentra junto al Cementerio Parque) y desde Trenque Lauquen a través de la línea que llega a General Pico. “Cayó la tensión pero el sistema provincial aguantó bien”, afirmó el técnico consultado.

Segunda falla.
En el momento que la Administración Provincial de Energía se aprestaba a solicitar la activación del parque termoeléctrico de Realicó, ocurrió el segundo hecho: la ruptura de un cable en la línea Trenque Lauquen-General Pico que cayó sobre una línea de 33 kV y provocó la salida de servicio de ambos tendidos.
Al salir de servicio General Pico y sin que hubiera aporte desde Realicó, toda la provincia quedó “colgada” de General Acha. “Ahí si el sistema no aguantó y se cayó Santa Rosa y todo el norte de la provincia”, explicó el técnico. Esto ocurrió unos minutos después de las 17.30 y dio origen al apagón.
Al caerse todo el sistema desde Macachín y General Acha hacia el norte, solo quedaron con electricidad una parte del sureste provincial, la propia General Acha, y algunas localidades del sur.
“Son esas cosas que es imposible que pasen dos fallas de ese tipo todas juntas, pero cuando ocurren provocan un desastre”, evaluó el técnico. Ninguno de los dos problemas, aclaró, ocurrió en líneas bajo la jurisdicción de APE.
La normalización del sistema eléctrico demandó casi una hora. La energía volvió cerca de las 18.30.
En la línea Trenque Lauquen-General Pico, el cable cayó del lado de provincia de Buenos Aires, que es responsabilidad de una empresa privada que trabaja para el gobierno de esa provincia.

Informe oficial.
A última hora de ayer el gobierno provincial brindó un parte oficial sobre el origen del problema. Confirmó que una parte del desperfecto estuvo en Macachín.
Según ese parte, la crisis ocurrió “a partir de tareas de mantenimiento que realizaba personal de la empresa Transener en el transformador 500/132 kV de la subestación transformadora de Macachín”.
En ese contexto y por razones que se tratan de establecer “se produjo la salida de servicio (del transformador), lo que produjo una caída de tensión que generó un corte de energía en Santa Rosa y en gran parte del norte provincial”, precisó el gobierno.
Siempre a través de ese parte, la Administración Provincial de Energía informó que el servicio se fue reestableciendo en forma progresiva en los distintos sectores afectados.

UN CAOS VEHICULAR
En Santa Rosa, el corte de luz provocó varias consecuencias. Ocasionó grandes dificultades para la circulación de automóviles y de peatones. Los semáforos se apagaron y las esquinas de avenidas y calles principales se vieron afectadas por el masivo movimiento de autos que deseaban a toda costa continuar su camino. El caos vehicular también afectó a los peatones, que se veían complicados, y en algunos casos hasta impedidos, de cruzar de una vereda a otra. También en la zona céntrica, la caída de tensión quemó un equipo de la Cooperativa Popular de Electricidad que dejó sin Internet a muchos usuarios.

 

La Arena

Facebook Comentarios