Continúa el juicio a policías sediciosos : Declaran policías aportados como testigos de las defensas

- enLa Pampa
102
0

El juicio a los policías sediciosos continuará esta semana y la próxima, con una nutrida ronda de testigos. De los catorce imputados, dos continúan prófugos.

Un grupo de policías aportados como testigos por los defensores de los uniformados imputados por la sedición de diciembre de 2013 en la provincia declara hoy en el juicio oral y público que se desarrolla en la Ciudad Judicial. Desfilarán frente al tribunal 15 testigos, entre otros, los comisarios Alfredo Pico, Omar Obolz y Brian Elizondo. También los uniformados Néstor Cornejo, Jesús Arex, Gustavo Sierra y Pablo Contreras prestarán declaración sobre aquellas tensas jornadas.

El debate continuará jueves y viernes, y luego proseguirá la semana próxima, con audiencias programadas de lunes a viernes. El juicio se inició la semana pasada y, si bien hay 14 policías imputados, dos de los acusados permanecen prófugos: Pablo Montes (quien estaría en Las Vegas, Estados Unidos) y Jeremías Martín Salvatierra.

El resto de los policías acusados son Julián Giménez, Luis Horacio Bruno, Fernando Rolhaiser, Diego Hernán López, Carlos Daniel Gatica, Daniel Narciso López, Carlos Aníbal Mendibe, Marcelo Cisneros, Roberto Germán Mora, Silvio Norberto Rojas y los retirados José Luis Furriol y Rodrigo Wiggenhauser. Hay dos policías, Rojas y Montes, que también están acusados del delito de coacción y daño porque violentaron el portón de ingreso de Vialidad y cargaron combustible en un patrullero intimidando a los presentes.

Durante las primeras audiencias, algunos de los acusados aceptaron ser indagados y, además, declararon como testigos el exgobernador Oscar Mario Jorge, el exjefe de Policía Ricardo Baudaux, y el entonces ministro de Gobierno, Leonardo Villalva, que fue a negociar durante la toma de la Jefatura de Policía para que los acuartelados levanten la medida que iniciaron con un petitorio que reclamaba, entre otros pedidos, un aumento salarial.

Entre el 11 y el 13 de diciembre de 2013 un grupo numeroso de policías tomó la Jefatura Provincial en forma “violenta y hostil”, según describió en la acusación el fiscal Guillermo Sancho, en un contexto nacional en el cual también se habían acuartelado otras fuerzas provinciales. En Tucumán y Córdoba se registraron muertos y saqueos.

Antes del levantamiento, la noche del 10 de diciembre, hubo un intento de saqueo del local de La Anónima en la calle Pilcomayo, en Zona Norte. El miércoles 11 de diciembre a la tarde hubo una marcha y una manifestación de familiares de policías y los propios policías en la plaza San Martín. Marcharon a Casa de Gobierno donde entregaron un petitorio con reclamos salariales, condiciones laborales y el pedido de desplazamiento del jefe Ricardo Baudaux, aunque no fueron recibidos por el entonces ministro de Gobierno, Leonardo Villalva.

La movilización regresó a la plaza y se dirigió a la Jefatura de Policía, donde tomaron el edificio. El 12 de diciembre de 2013, los policías rebeldes estuvieron en el edificio policial y en la calle sosteniendo el reclamo, al tiempo que el Gobierno Provincial pidió la llegada de tropas de Gendarmería que se produjo el jueves. El servicio de seguridad quedó seriamente debilitado y el canal de comunicación con la población, el 101, interrumpido. Finalmente, en la noche del 12 de diciembre hubo una negociación con Villalva -quien fue a la Jefatura en un clima de gran tensión-, ofreció un aumento de 19% y la protesta se levantó.

Durante la primera audiencia, cuando el fiscal leyó la acusación y le endilgó a Julián Giménez -el expolicía al que echaron de la fuerza por otro sumario- ser uno de los principales cabecillas del levantamiento, contestó que él “era la voz cantante, pero era al que elegían para hablar y decir los reclamos”.

Las audiencias se extenderán, al menos, hasta el martes 27. Los jueces que integran el tribunal de juicio son Carlos Besi, Gastón Boulenaz y Gabriel Lauce Tedín. La parte acusadora está encabezada por el fiscal general Guillermo Sancho, y la defensa de los acusados se reparte entre el abogado Boris Vlasich y la defensora oficial Paula Arrigone, junto a su par Martín García Ongaro.

La Corte Suprema de Justicia, en un fallo firmado por Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, había rechazado en marzo del año pasado un recurso de queja de los imputados y despejó el camino hacía el juicio oral y público.

 

El Diario de La Pampa

Facebook Comentarios