Este miércoles vence el plazo que dio la Corte para un acuerdo entre las partes. La nueva disidencia se da en un marco cargado de tensión: el cauce del Atuel está “extinguido” -totalmente seco- y hay otra puja judicial por la obra de Portezuelo del Viento.

Llega el día tan mentado y el acuerdo ansiado parece lejano: este miércoles 14 de febrero se cumple el plazo estipulado por la Corte Suprema de Justicia para recibir una propuesta conjunta que permita que el río Atuel tenga en nuestra provincia un caudal suficiente para reconstituir el ecosistema del noroeste pampeano.

Pero La Pampa y Mendoza quedaron lejos de un acercamiento. Por lo tanto, cada una de las partes propondrá al máximo organismo judicial su idea, y otra vez será la Corte la que tenga la pelota en su campo.

“El 14 de febrero a la medianoche a (Alfredo) Cornejo se le rompe el encanto”, chicaneó en las últimas semanas el gobierno pampeano al gobernador mendocino. Su par Carlos Verna lo acusa de ningunear a la propia Corte Suprema de Justicia.

rio atuel algarrobo del aguila 2

Conversaciones empantanadas

Las conversaciones en el marco del Comité Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI) no solo no avanzaron sino que desde el vamos estuvieron empantanadas.

Mendoza ofreció para La Pampa un caudal de 1,3 metros cúbicos por segundo, algo que nuestra provincia consideró “irrisorio” y “una tomada de pelo”.

Ese caudal, además, solo se lograría una vez que se implemente una serie de obras, según el planteo cuyano, que además implementa un método de cálculo suizo para establecer esa oferta.

La Pampa, que aplica otro método de cálculo, insiste en su reclamo de 4,5 metros cúbicos por segundo, que es la cifra que manejó históricamente.

Ante la nueva disidencia, la Corte tendrá que actuar: puede tomar una de las propuestas o resolver por su cuenta, pero está claro que pasará otro tiempo importante hasta que se concrete ese trámite. También tiene la potestad para definir cómo se gestiona la situación de acá en más.

La Corte apostó a que su fallo pudiera acercar las posiciones de las dos jurisdicciones en pugna, pero Mendoza no ha dado el brazo torcer, en un marco en el que además en este mismo momento el cauce del río está totalmente seco.

El procurador general de Rentas de la Provincia, Hernán Pérez Araujo, ya había adelantado que La Pampa le pediría formalmente a la CSJ que fije el caudal mínimo necesario.

El ministro de Gobierno mendocino, Dalmiro Garay, advirtió además que para que lleguen a territorio pampeano los 1,33 metros cúbicos por segundo es necesario que se realicen “obras”.

Historia de desconfianzas

“Jamás ellos hablaron de un caudal inmediato, esa es la primera discordancia que tenemos desde el mes de diciembre del año pasado cuando nos sentamos a hablar del tema”, aseveró el procurador pampeano Hernán Pérez Araujo.

La Corte en su fallo hizo referencia a un caudal inmediato, con un plazo de 30 días para reconstituir el ecosistema. Además, en otro punto de su dictamen, abre un plazo de 120 días para fijar qué obras son necesarias.

“Una cosa es independiente de la otra”, insistió La Pampa en su interpretación, que confronta con la de Mendoza. La Pampa dice que la propuesta cuyana significa que “la interprovincialidad implica un 2,7% del caudal total del Atuel para La Pampa y un 97,3% para ellos”.

Pero además, según se reveló en el último encuentro del CIAI -la semana pasada- la delegación pampeana notó un detalle curioso al tomar contacto con la propuesta mendocina, sus variables y cálculos: detectó que incluso aparecen algunas cuentas mal sacadas, ya que aplicando los mismos términos que allí están volcados correspondería que la oferta fuera de 3,4 metros cúbicos por segundo, y no 1,3.

La historia de desconfianzas suma ese hecho a un largo listado de suspicacias y cuestiones sugestivas. El método elegido por Mendoza para el cálculo es simple y rápido, pero a la vez uno de los más restrictivos del mundo, según analizan profesionales pampeanos.

Más allá de ese detalle, La Pampa ratificó su planteo, tanto en cuanto al método a utilizar para el cálculo como al caudal que se precisa para cumplir con la orden de la Corte.

 

El Diario de La Pampa

Facebook Comentarios