El hijo de Andrea López: “yo vi todo lo que pasó, él sabe dónde está el cuerpo”

- enSociedad
421
0

Emanuel López aceptó una entrevista en la previa de la ceremonia en conmemoración de los 14 años de la desparición de su madre y dejó un fuerte testimonio. El acto se realizó en el SUM del Plan 5.000, con varias intervenciones de los colectivos feministas.

Fueron unas pocas preguntas, con respuestas breves, pero que representan un fuerte testimonio periodístico.

– Vos tenías contacto con tu padre, ¿hace mucho que no hablas?
– Si, bastante.

– ¿Cuánto hace? ¿Después del juicio?
– Sí, hace como dos años

– ¿Hablarías con él de lo que pasó?
– Si, es algo que tengo pendiente…que lo estoy analizando, y que en algún momento lo voy hacer.

– ¿Irías a hablar a la cárcel con él?
– Si

– ¿Y qué le dirías?
– Que me explique qué es lo que pasó y que me diga dónde está el cuerpo de mi mamá. Yo vi todo lo que pasó, él sabe dónde está el cuerpo. Necesitamos dejar de sufrir como nos pasa todo los años.

El que habla es Emanuel López, hijo de Andrea y del boxeador Víctor Purreta. El joven, con 18 años cumplidos, aceptó la entrevista mencionada más arriba con este medio en la previa de la ceremonia en conmemoración de los 14 años de la desparición de su madre, que se realizó en el SUM del Plan 5.000 con intervenciones de varias agrupaciones que luchan contra la violencia de género.

La jornada fue denominada como “AUSENCIA” y estuvo organizada por la Colectiva Feminista “Todas Somos Andrea”. Igual que el año pasado, el acto tuvo lugar frente al mural pintado en el Barrio Plan 5.000, donde vive Julia Ferreyra, la madre que salió a luchar por justicia a partir de la desaparición de la chica.

“Yo nunca lo molesté al señor gobernador,
por primera vez le estoy pidiendo ayuda”

“Acá estoy, luchando como siempre y esperando encontrar su cuerpo…y muy agradecida por todo lo que hacen por nosotros, no solo ustedes los medios sino toda esta gente que viene organizando estos actos y me acompañan en forma permanente y tienen todas estas ideas”, respondió Julia Ferreyra, la mamá de Andrea, durante una entrevista con El Diario en la previa de la ceremonia que se realizó ayer a 14 años de la desaparición física de la joven.

“Nosotros queremos que se vuelva a investigar todo, por eso también le hemos enviado una carta al gobernador porque quiero que me reciba y nos ayude a encontrar el cuerpo de Andrea….yo nunca lo he molestado al señor gobernador, por eso es que por primera vez le estoy pidiendo una audiencia porque necesito que me escuche y que me ayude en esta lucha”, añadió sobre una carta que le envió a Carlos Verna.

“Yo igual estoy muy agradecida porque ahora no solo aumentaron la recompensa para quien pueda aportar algún dato, sino que ahora nos dijeron que van a pasar un video por todos los canales también en este sentido”, destacó Julia Ferreyra.

“Interpelamos por la
indiferencia y el olvido”

La jornada de este sábado, denominada “AUSENCIA”, fue organizada por la Colectiva Feminista “Todas Somos Andrea”. Una de sus integrantes, Mari Servino, en la previa de una intervención cultural, hizo referencia a “la ausencia del Estado” en la búsqueda de Andrea López. “Por eso interpelamos, por la indiferencia y el olvido”, destacó. Y resaltó: “queremos que el cuerpo de Andrea aparezca”.

Otra integrante del colectivo, Cintia Alcaraz, hizo un breve un recontó del pedido de audiencia al gobernador Carlos Verna y evaluó que si se materializa el hecho será “un gesto político importante”.

Servino fue la encargade de leer, a modo de discurso, un texto en conmemoración de la desaparición física de la joven asesinada por el boxeador Víctor Purreta.

“Grita la tierra tu nombre. Grita tu hijo la ausencia. Llora tu madre el dolor de las que no merecen perder. Gritamos nosotras por vos. Gritamos por nosotras y por las miles de mujeres y niñas arrebatadas de la vida para servir al patriarcado. Enorme, insaciable patriarcado. Gritamos por vos y por las más de tres mil desaparecidas. Gritamos, gritaremos. Haremos tronar el cielo y la tierra para que no dejen de buscarte, para encontrarte; para dar un destino cierto, distinto, a la miseria que construyó el privilegio de los abusadoresm a la miseria que construyó el privilegio de los abusadores, la domiinación y el odio hacia las mujeres y los prejuicios de clase. ¿Dónde estas? A 14 años, tu cuerpo, tu mirada en las paredes y los corazones , tu pelo que quiere volar y tus manos que se perdieron tantas caricias, nos llaman a una vida sin resginación. A una lucha sin tregua, a no abandonar nunca el amor por la libertad. Andrea López, presente”.

A continuación, el colectivo feminista hizo una intervención a partir del planteo “¿sabías qué?”.

– “¿Sabías que Purreta prostituía a Andrea López y amenazaba con matar a su hijo?”
– “¿Sabias que la investigación estuvo plagada de irregularidades y que se perdieron evidencias?”
– “¿Sabías que la prostitución no es un trabajo?”
– “¿Sabías que Purreta tenía otras dos mujeres que prostituía y violentaba?”
– “¿Sabías que sigue prostituyendo mujeres desde la cárcel?”
– “¿Sabias que los prostituyentes no son condenados ni siquiera socialmente?”
– “¿Sabías que sin protestituyentes no habría prostitución?”
– “¿Sabías que si haces silencio sos cómplice?”

El caso

En 2014, la Justicia pampeana condenó a 18 años de cárcel al boxeador Víctor Purreta por el asesinato de Andrea, por entonces su pareja. Ese día, a la salida del tribunal, Julia Ferreyra le reclamó que el homicida le diga dónde escondió el cuerpo de su hija “para tener un lugar con mi nietito adonde ir a llorarla”.

El boxeador -entonces campeón argentino- la golpeaba y obligaba a prostituirse. Según establecieron los jueces, en base a testimonios, fue asesinada.

En el juicio fue clave el testimonio de Emanuel, el hijo de ambos que por ese entonces era menor de edad. Declaró en Cámara Gesell, en noviembre de 2011, que vio cómo su padre la golpeó a trompadas, patadas y con un rebenque, y cómo la ahorcó. Posteriormente, según su testimonio, la metió abajo de la ducha del baño.

Unos años antes Purreta ya había sido condenado a cinco años por prostituir a Andrea. Además, luego fue condenado a un año y medio por agredir y prostituir a una novia. Con la unificación de las causas, la condena llegó a los 25 años de cárcel.

En 2015, Purreta se casó en el Juzgado de Paz de Victorica. “Uno trata de dejar el pasado atrás”, dijo en esa oportunidad, cuando lo abordó un periodista luego de recibir la libreta. También le preguntó por el cuerpo. “¿Vos sabés? Yo no sé”, contestó él.

Andrea vivía en una casa de Maestros Puntanos al 2600 de Santa Rosa y desapareció el 10 de febrero de 2004. Además, según dijeron sus familiares, estaba embarazada de dos meses.

Según comprobó el fallo, al día siguiente el exdeportista viajó con “un bulto” en la camioneta de su propiedad a Trenque Lauquen, donde regenteaba un prostíbulo y llevaba mujeres para someterlas a prostitución.
Ese viaje lo hicieron Purreta con el hijo de la pareja y dos mujeres. En el recorrido, el menor les contó lo que había ocurrido la noche anterior y que no sabía dónde estaba su madre. Ellas brindaron su testimonio durante el juicio.

El caso trascendió los límites de La Pampa y se convirtió en un ícono emblemático de la lucha de organizaciones de mujeres que reclaman la persecución del delito de trata de personas con fines sexuales y piden la condena de los y las prostituyentes.

Recompensa

Con un decreto firmado el pasado 30 de enero, el gobernador Carlos Verna tomó la decisión de actualizar en un 50% la recompensa para quien aporte algún dato sobre la “localización” de Andrea López.

“El monto se actualizó a pesos ciento cincuenta mil ($ 150.000,00), lo que significa un 50% más respecto de lo que estaba estipulado anteriormente”, se informó oficialmente.

Quienes puedan aportar información, podrán hacerlo ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, la Policía Provincial o ante el Ministerio Público Fiscal, solicitando reserva de la identidad.

El Diario de LA Pampa

Facebook Comentarios