Los tres hombres de Córdoba, entre ellos un padre y un hijo, que estafaron dos familias pampeanas con lo que se conoce como “cuento del tío” estarán con prisión preventiva hasta el 9 de mayo. Así lo dispuso el juez de control Carlos Chapalcaz, durante la audiencia de formalización llevada a cabo el viernes por la tarde.

Los tres están acusados de los delitos de estafa y asociación ilícita, en calidad de coautores, por dos hechos ocurridos en Santa Rosa y General Acha bajo la modalidad comúnmente llamada el “cuento del tío”. Ellos son Leonardo Ariel Abugauch (40 años), Claudio Sánchez (46) y Leonardo Sánchez Huguet (20).

El primero dijo trabajar en la construcción en forma independiente y tener, como antecedentes penales, una condena en su provincia a tres años de cumplimiento por robo a una propiedad. Sánchez afirmó ser comprador y vendedor de autos en forma particular y haber sido condenado –también en Córdoba– a cinco años y seis meses por robo calificado. Y Sánchez Huguet –nacido en La Plata e hijo de Sánchez–, estar estudiando para despachante de aduana.

Este último fue el único que habló en la audiencia. Sostuvo que no integra ninguna banda y que había acompañado a su padre a Bahía Blanca y Santa Rosa por su trabajo de compra y venta de autos. Por eso, aseguró, su progenitor llevaba dinero en efectivo cuando fueron detenidos el jueves en cercanías de Embajador Martini. También indicó que como no bajó del Citroen C3 en que se movilizaban los tres, desconocía qué negocios intentó efectuar su padre, aunque afirmó que finalmente no adquirió ningún vehículo.

Engaño I
A los imputados se les atribuye haber llamado al teléfono fijo de un hombre de 70 años, domiciliado en Santa Rosa, haciéndose pasar por la nieta de la pareja de la víctima. Alguien no identificado mantuvo una conversación con la mujer de 86 años, y le anticipó que un empleado de un banco pasaría a buscar los dólares ahorrados porque estaban por perder valor comercial y que, a posterior, el mismo empleado les llevaría billetes nuevos.

Así, “un hombre de 1,60 metros, contextura robusta, tez morena, pelo oscuro corto; vistiendo traje, corbata, camisa y zapatos negros”, de acuerdo a la descripción del fiscal Máximo Paulucci, se apersonó al domicilio del damnificado y, manifestando que venía de parte de la nieta de su pareja, se llevó 7.900 dólares y 40.000 pesos.

Después que el hombre y la mujer le entregaran el dinero, se comunicaron con la nieta de ésta última, quien les dijo que no había mandado a nadie a buscar la plata y que, en ese momento, estaba llegando a la ciudad. Todo ello ocurrió el miércoles pasado.

Engaño II
El otro hecho que se les imputa al trío ocurrió el mismo día en General Acha. Allí una mujer de 87 años resultó damnificada en forma prácticamente idéntica y terminó entregándole 88.000 pesos a un hombre de características similares al descripto anteriormente. Ella recibió el llamado de una mujer que dijo ser su nieta y el argumento para retirar la plata fue que el Banco de La Pampa haría una devaluación.

Allí, la cámara externa de un comercio ubicado al lado, logró el momento en que la mujer le entregó la plata a un hombre de camisa negra y éste se subió a un Citroen c3 gris, con vidrios polarizados, para alejarse del lugar. A raíz de ello, la policía achense emitió una circular para que se secuestrara ese auto.

A su vez, personal de la Seccional Segunda de Santa Rosa, cuando el hombre de 70 años hizo la denuncia –describiendo “el mismo modus operandi” que en General Acha y a una persona “con las mismas características físicas”–, inició tareas de investigación y obtuvo otra filmación donde se vería pasar al mismo Citroen de vidrios polarizados.

Detención
Cuando los imputados fueron detenidos en Embajador Martiní, adentro del vehículo estaba el dinero y había un traje, una corbata, una camisa y un par de zapatos negros; así como celulares, noebooks y una tablet.

Paulucci sostuvo que los imputados “y al menos un cuarto integrante que sería una mujer, integran una banda dedicada a cometer este tipo de hechos mediante un aceitado engranaje, distribución de roles y planificación”.

El juez Chapalcaz formalizó a Abugauch, Sánchez y Sánchez Huguet por la presunta comisión de los delitos de estafa y asociación ilícita, en calidad de coautores, en concurso ideal; habilitó a que se proceda a la apertura de los celulares secuestrados; y ordenó la prisión preventiva de los tres hasta el 9 de mayo, o sea hasta la finalización del proceso.

El defensor particular Juan Carlos De la Vega, en cambio, habían pedido que la prisión preventiva no fuera más allá de los 30 días e indicaron que el hijo de Sánchez no tenía nada que ver con los hechos.

Condenados
A su vez la fiscalía obtuvo un informe de la policía con los antecedentes policiales de Abugauch y Sánchez. Abugauch fue condenado en Córdoba, hace cuatro años, a tres años de cumplimiento efectivo por robo a una propiedad y está siendo investigado por otros siete hechos; y Sánchez fue condenado en 2013 a una pena efectiva por robo calificado y gozaba del beneficio de la libertad condicional. También tiene otra condena a cinco años y seis meses por encubrimiento agravado, coautor de robo en grado de tentativa y partícipe de robo calificado con armas y lesiones. Su alias es “Claudio Guillermo Rodríguez” y cuenta con dos números de DNI.

Por otra parte, el juez de control de General Acha, Diego Asín, los había formalizado previamente por estafa. Los imputados permanecen detenidos en la alcaidía de esa ciudad.

 

Diario Textual

Facebook Comentarios