Medidas para evitar un golpe de calor

- enSalud
146
0

El Ministerio de Salud de La Pampa dio a conocer a la población sobre los recaudos a tener en cuenta en el marco del alerta amarillo por las altas temperaturas.
Los grupos de riesgo dentro de estos alertas son los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas -hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes. El alerta se alcanza cuando se superan los umbrales en las temperaturas máximas y mínimas en una ciudad. En estas situaciones el cuerpo humano tiene dificultades para regular su temperatura por los mecanismos habituales, como la sudoración, por lo que se produce un aumento de la temperatura corporal. El golpe de calor puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura.
Es importante mantenerse alerta ante los siguientes síntomas y consultar al médico, en especial en el caso de las embarazadas, los bebés, los niños pequeños, los adultos mayores de 65 años y las personas con enfermedades crónicas: temperatura mayor a 39º C, medida en la axila; sudoración excesiva; piel seca; agotamiento; cansancio o debilidad; mareos o desmayos; dolores de estómago; falta de apetito; náuseas o vómitos; dolores de cabeza (sensación de latido u opresión). En los bebés además se puede evidenciar la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.
Recaudos.
Para evitar un golpe de calor en zonas y/o épocas de altas temperaturas, es importante evitar bebidas con cafeína o con azúcar en excesos, evitar bebidas muy frías o muy calientes, comidas pesadas, tomar abundante agua segura durante todo el día, reducir la actividad física en los horarios de mayor calor, permanecer en lugares ventilados, evitar las comidas abundantes e ingerir frutas y verduras. Los adultos mayores y mujeres embarazadas deben permanecer especialmente bien hidratados y extremar las medidas de cuidado.
En el caso de los más pequeños es aconsejable darles el pecho de manera más frecuente. Cuando tienen más de 6 meses, ofrecerles frecuentemente líquidos, especialmente jugos naturales. La vestimenta que sea con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o incluso desvestirlos.
Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia, proponer juegos tranquilos evitando que se agiten, evitar que se expongan al sol especialmente en el horario del mediodía o bien, protegerlos de sus efectos si no se puede evitar la exposición ya sea con el uso de ropa adecuada (sombreros, ropa de manga larga) y protectores solares adecuados. Asimismo es recomendable mantenerlos en lugares bien ventilados o bien con aire acondicionado, ya sea en casa o lugares públicos, cuando la temperatura ambiente es muy elevada y nunca permanecer con ellos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.
Para todos se sugiere evitar bebidas con alcohol, ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor. Evitar la actividad física intensa. Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 16. Procurar agua y sombra a las mascotas.
Si ocurre el golpe de calor, es fundamental actuar rápidamente. En primer lugar, se debe intentar bajar la temperatura del cuerpo de la persona afectada, con hielo o con un baño en agua helada.
En caso de síntomas es importante ofrecer agua fresca, o incluso agua con una cucharadita de sal, trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado, no administrar medicamentos antifebriles y no friccionar la piel con alcohol.

Facebook Comentarios