Una cámara de seguridad captó la huida del atacante. Una joven contó lo que le tocó vivir en el barrio Empleados de Comercio.

General Pico (Agencia) – El testimonio y la denuncia radicada por una joven piquense puso en alerta a la comunidad ante la presencia de un hombre que aborda a mujeres en la vía pública para manosearlas y proferirles palabras desagradables. Luego de que una de las víctimas hiciera público su caso, otras mujeres se contactaron con ella para manifestarle que vivieron situaciones parecidas con un sujeto que reúne características físicas similares.

El hecho denunciado ocurrió el pasado martes en el barrio Empleados de Comercio de esta ciudad, un sector donde el tránsito es fluido, y en horas de la mañana de un día hábil lo supone la presencia de numerosos vecinos en la calle.

Según relató la propia víctima, una joven de 30 años de edad, ese día concurrió a pagar una cuenta en el mencionado sector y cuando retornaba a su hogar fue abordada por el agresor, después de que éste la persiguiera durante algunas cuadras. “A la altura de la 106 siento una moto que había empezado a hacer rebajes y a mitad de cuadra me doy vuelta para ver qué pasaba, lo miro y el motociclista hace que mira para el costado, como si estuviera perdido, entonces yo sigo”, contó a la emisora Radio 5.

Posteriormente, “cruzo la 108 y agarro la calle de tierra que está al costado de la cancha de fútbol Área 2, y cuando voy entrando a la calle siento que él me sigue, me cruza y yo freno. Y cuando me freno él me mete la mano, me toca y hace como un gesto de satisfacción. Yo le pego en la mano, lo insulto y él me queda mirando y se va”.

Tras el ataque sexual, el motociclista casi protagoniza un accidente mientras se burlaba de la chica. “Por estar mirándome casi choca contra una camioneta que justo doblaba en la esquina. Cuando se estaba yendo me miraba y se reía. Y esa es mi mayor impotencia, que me esté mirando y se ría”, dijo.

Miedo

La joven admitió que quedó traumada después de lo ocurrido y que siente miedo de andar sola en la calle, ya que además tiene la duda de “si fue azaroso que haya pasado esto o si realmente es algo personal”.

Comentó, por último, que tras publicar lo ocurrido en las redes sociales para advertir a las mujeres de la ciudad, ocurrió que “muchas chicas comentaron que también les había pasado lo mismo, pero no hicieron la denuncia porque pensaron que en la comisaría no le iban a dar bola”. Ante esto aconsejó que cualquier víctima del atacante sexual haga la correspondiente denuncia y brinde los datos que recuerde sobre éste, ya que solo de esta forma se logrará identificarlo y dar con su paradero.

Las autoridades investigan lo ocurrido y cuentan con las imágenes de una cámara de seguridad de un predio de canchas de fútbol, pero las mismas apenas llegan a captar el momento en el que el abusador huye raudamente tras cometer el hecho.

Como al momento de la agresión el hombre llevaba un casco puesto, los aportes que pudo hacer la joven afectada son limitados, por lo que por el momento resulta difícil poder llegar a establecer sospechas sobre una persona en concreto.

 

EL DIARIO DE LA PAMPA

Facebook Comentarios