Después de la reunión de la CIAI desarrollada este martes en Buenos Aires, los funcionarios de Mendoza hablaron de la propuesta realizada para dar cumplimiento al fallo de la Corte que obliga a entregar un caudal fluvioecológico a La Pampa.

“Se decidió aprobar el informe del grupo de trabajo elevado al Comité Ejecutivo y en ese informe la provincia de La Pampa hizo su planteo vinculado al caudal mínimo apto que se debe fijar según el fallo de la Corte Suprema”, dijo el ministro de Gobierno mendocino, Dalmiro Garay.

“Mendoza, presentó un método distinto para fijar ese caudal, un método hidrológico que nos permita al día 30 de enero tener un parámetro en donde se pueda lograr un caudal que pueda ser acordado por las partes”, dijo.

Agregó que “La Pampa plasmó su requisito de los 4.5 mts cúbicos por segundo, con un promedio de 7 a 9.5 módulo anual y Mendoza decidió hacer otro estudio que nos permita tener un estudio complementario para arrojar otro número a la mesa de discusión del CIAI y que le aporte para poder llegar al resultado definitivo que es el pedido de la Corte”.

Garay dijo que “consiste en tomar elementos técnicos de lo hidrológico para poder fijar un esquema de caudales óptimos y de calidades que estén vinculadas con el ecosistema que es lo que se intenta según la Corte resguardar con el fallo”.

Quedaron fijadas dos reuniones en lo sucesivo: el próximo 30 de enero se reunirá el grupo de trabajo y el 31 del corriente mes lo hará el Comité Ejecutivo del CIAI.

“Cumplir con el fallo”

El diputado provincial de Mendoza Gustavo Villegas dijo que “el objetivo de nuestra provincia es cumplir el fallo de la Corte”. Reiteró el argumento de Mendoza de que la cuenca del Atuel “es un sistema deficitario”.

“Hoy tuvimos una nueva reunión del Comité Interprovincial del Atuel Inferior para discutir sobre el caudal mínimo que Mendoza debe ceder a La Pampa. En el encuentro se decidió que cada provincia presente su sistema de medición en una reunión que mantendremos el 30/01 y poder presentar un caudal acordado el 14/02. El objetivo de nuestra provincia es cumplir el fallo de la Corte”, explicó el diputado.

Insistió en el argumento mendocino de que se deben realizar obras para cumplir con el fallo. “Entendemos sumamente necesaria la realización de obras que impliquen ahorro de agua o aumento de la oferta porque en un sistema deficitario como el del Atuel, no hacerlas implicaría resignar actividad productiva en la zona”, dijo.

“Por tanto, el escurrimiento de agua sin un plan de obras que lo genere ocasionaría costos económicos y sociales muy altos para Mendoza, incluso superiores a los beneficios estimados para La Pampa”, completó.

 

EL DIARIO DE LA PAMPA

Facebook Comentarios