Dudas por la muerte de un piquense detenido en San Luis

- enPoliciales
225
0

Purgaba una pena de dos años de prisión por “hurto” y estaba a solo cuatro meses de salir en libertad. El domingo por la noche el personal la Unidad Penitenciaria de la capital puntana lo encontró con más del 80% de su cuerpo quemado por un colchón en llamas.

General Pico (Agencia) Un joven piquense de 21 años apareció con su cuerpo quemado el pasado domingo en la Unidad Penitenciaria de San Luis, fue trasladado a un hospital y falleció horas más tarde. Desde el Servicio Penitenciario puntano aseguran que el muchacho -próximo a recibir la libertad- se quemó solo, pero sus familiares sostienen que lo apuñalaron otros internos y luego le tiraron encima un colchón en llamas.

Jesús Aguilera, oriundo de Pico pero radicado en San Luis, purgaba una pena de dos años de prisión por “hurto” y estaba a solo cuatro meses de salir en libertad. El domingo por la noche el personal la Unidad Penitenciaria de la capital puntana lo encontró con más del 80% de su cuerpo quemado por un colchón en llamas, en el interior de la Celda 3 del Pabellón C que ocupaba solo.

Desde la unidad penitenciaria ordenaron su inmediato traslado al Complejo Sanitario de San Luis, donde fue alojado en terapia intensiva con serio compromiso de sus vías respiratorias. También se trasladó a otro interno que se intoxicó por inhalar monóxido de carbono, pero recibió el alta horas más tarde, mientras que Aguilera falleció el lunes por la noche producto de las severas lesiones sufridas.

En diálogo con medios puntanos, el director interino del Servicio Penitenciario, Segundo Jiménez, adelantó que dio inicio a un sumario interno, mientras que la investigación judicial quedó en manos de la jueza Virginia Palacios.

El mismo jefe de la Penitenciaría definió al joven piquense como “tranquilo”, que no había protagonizado situaciones de conflicto y que era “un preso que tenía todos los beneficios”.
Jimenez sostuvo que “no había motivos para que tuviera esta conducta”, pero en diálogo con Radio Popular adelantó que la hipótesis que manejan en la unidad penitenciaria es que el interno decidió “quitarse la vida”.

El director interino indicó por otra parte que la tarde del domingo Aguilera había recibido la visita de su padre, también detenido en otro sector de Penitenciario, aunque una hermana del joven fallecido aseguro que fue ella quien lo visitó.

Otra versión

La mamá del muchacho, Gloria Ponce, y la hermana del mismo, Noemí Aguilera, contaron otra versión de los hechos al sitio piquenses enbocadetodoshd, durante el velatorio del joven que se realizó ayer por la mañana en esta ciudad.

Noemí Aguilera dijo que durante la tarde del domingo visitó a su hermano, que se encontraba de buen ánimo y le encargó algunos víveres para la próxima visita. Aunque destacó que Jesús le reconoció que estaba preocupado porque tenía “problemas con otros internos”.

La madre relató que recibió el pasado domingo recibió el llamado desde la Penitenciaría, donde le indicaron que su hijo se encontraba internado, por lo que decidió viajar de inmediato.

Noemí Aguilera aseguró que tras la muerte de su hermano recibió mensajes de otros internos, quienes le aseguraron que esa noche Jesús fue apuñalado por otros internos, que luego le arrojaron un colchón encendido, supuestamente para tapar los rastros del ataque.

La chica aseguró tener pruebas de sus dichos, que aportaría en las próximas horas a la justicia puntana.
Ambas descartaron que existiera algún indicio para que Jesús Aguilera se quitara la vida, entre otras cosas, porque ya pensaba en terminar su condena y volver a vivir en General Pico.

 

EL DIARIO DE LA PAMPA

Facebook Comentarios