La Pampa

En Pico hubo 23 juicios por abusos sexuales

En dos causas se comprobó que la madre de las víctimas, facilitaba la prostitución de la menor. Desde la Justicia piquense indicaron que la difusión de las condenas por abuso, anima a las damnificadas a denunciar los hechos.
La Justicia piquense debatió durante el año anterior más de una veintena de casos de abusos sexuales, en la mayoría de los cuales, las damnificadas fueron menores de edad que guardaban algún grado de parentesco o de cercanía con el abusador. En la mayor parte de las causas, los imputados fueron declarados culpables y cumplen sentencia firme.
El último abuso que se debatió el año anterior en los tribunales locales, fue el que cometió Marcelo Tomaselli contra Carla Figueroa, meses antes que la matara de múltiples puñaladas en la vivienda en la que convivían en el sector del barrio Ranqueles de esta ciudad, homicidio por el cual ya había sido sentenciado a prisión perpetua.
Durante 2014 se debatieron en la Segunda Circunscripción judicial un total de 23 casos de abusos sexuales. En el primer debate que se llevó a cabo el año anterior, el juez Fabricio Losi condenó a diez años de prisión a Nancy Noemí Aranega, tras encontrarla culpable del delito de promoción y facilitamiento de la prostitución agravada por el vínculo, que perjudicó a su hija menor de edad, que padece de un retraso madurativo y de una disminución visual severa.
En esta causa resultaron absueltos tres hombres a los cuales se los investigó como presuntos clientes. El 3 de abril, los jueces del Tribunal de Impugnación Penal (TIP), tras el recurso presentado por el defensor Juan Carlos De La Vega, ratificaron el fallo.
A los pocos meses, el tribunal que integraron los jueces Carlos Pellegrino, Norberto Paesani y Luis Alberto Tellería, dictó una condena en el mismo sentido, contra Ramona Margarita Herrera, tras determinar que la mujer facilitó la prostitución de su hija, quien padece de un retraso madurativo. Además de la mujer, fueron condenadas otras cuatro personas, acusadas de haber abusado de la joven, en diferente grado, en los asados en Intendente Alvear, a los cuales la llevaba su madre con fines de prostituirla.

«El Chacal».

Uno de los debates más resonantes fue el que se siguió contra Julio Oscar Segovia, oriundo de Sarah, a quien el juez de audiencia Carlos Pellegrino, condenó a la pena de 24 años de prisión. El hombre había sido denunciado durante agosto de 2013, por sus hijastras. Las dos mujeres afirmaron que comenzaron a ser abusadas por Segovia cuando tenían 10 y 12 años. Como consecuencia de esos abusos a los cuales las sometía su padrastro, las dos adolescentes quedaron embarazadas y nacieron tres niñas.
El acusado, que fue defendido por el abogado Abel Tannus Mafud, fue encontrado culpable de haber cometido el delito de «abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de ascendiente, en concurso real, como delito continuado».
En otra causa, el 3 de septiembre del año anterior, Losi condenó a la pena de 10 años de prisión a Franco «Pitilín» Ferreira (19), tras determinar que cometió un abuso sexual con acceso carnal calificado por haber sido cometido con armas, y robo calificado por el uso de armas, que damnificó a una adolescente.
En este debate, el fiscal Damián Campos, planteó la figura jurídica de grooming (ciber acoso sexual infantil), siendo ésta la primera vez que se formuló una acusación en este sentido en La Pampa. El joven había contactado a la víctima a través de las redes sociales, y la citó en un sector del barrio Malvinas, donde consumó el abuso.

Primeros casos.

En sólo dos debates que se realizaron el año anterior, el principal imputado resultó absuelto. En uno de ellos, un hombre de 25 años, recuperó la libertad luego que la presunta damnificada confesara que el abuso que había denunciado, no se había consumado.
El juez Alfredo Alonso, en una de sus últimas intervenciones como funcionario judicial, lo absolvió de los cargos de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal, luego que estuviera detenido durante cinco meses. A mediados del año anterior, un joven recibió seis meses de prisión en suspenso tras ser encontrado culpable del cargo de lesiones leves, y en la misma causa fue absuelto del delito de abuso sexual.

Primero del año.

La semana anterior, la Justicia local condenó a un adulto mayor a cumplir la pena de seis meses de prisión en suspenso, tras determinar que fue culpable de haber cometido el delito de abuso sexual simple, que damnificó a una menor de edad. Este es el primer fallo que se dictó en los tribunales locales durante este año, tras un acuerdo de juicio abreviado al que arribaron las partes.
Además, el fiscal adjunto Damián Campos, investiga una violación que tuvo como víctima a una mujer de 52 años, durante la madrugada del domingo 25 de enero, en el sector del barrio Frank Allan, en inmediaciones de un establecimiento educativo. La mujer, que se dedica al cuidado de personas mayores, habría sido abordada por un desconocido a la salida del domicilio en el que realizaba su trabajo.

 

Fuente: LaArena.com.ar

Deja tu comentario!

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar