El pampeano Carlos Javier Mac Allister, a las denuncias por “corrupción” que -según sus allegados- le generaron una “fuerte preocupación”, ahora se le sumó una especie de “castigo” desde el Ministerio de Hacienda por haber “subejecutado” su presupuesto durante el año 2017.

Concretamente, según pudo saber este medio el Colo “se olvidó” de ejecutar el 12,45% de los fondos comprometidos: unos $ 165 millones en total. Por eso razón, le bajaron el presupuesto en 2018.

Mac Allister no había tenido una buena gestión en 2016. De hecho, para esta misma fecha hace un año atrás, los indicadores de gestión señalaban que la subejecución del área era del 33,5%, es decir, durante aquel año no invirtió $ 392 millones que tenía asignados para diferentes programas.

Un año difícil

Durante 2017 la gestión del exdefensor de Boca no fue justamente un jardín de rosas. La Secretaría -que en julio fue separada del Ministerio de Educación para pasar a depender de la Secretaría General de Presidencia- manejó a gusto y piacere subsidios para clubes de barrio entregándolos a entidades de polo, golf y otras con deportes profesionales en lo que MacAllister llamó una “decisión filosófica”, lo que le valió fuertes críticas.

Al mismo tiempo, el área a su cargo se vio envuelta en el escándalo de becas discrecionales y posible “tráfico de influencias” que generó la salida de Orlando Moccagatta, el subsecretario de Alto Rendimiento que se disparó a partir de la emisión del programa Periodismo Para Todos que conduce Jorge Lanata.

A partir de lo emitido por PPT, el juez federal Ariel Lijo generó una investigación enfocada en el exentrenador de natación que derivó hasta allanamientos en las oficinas de la SDN en el Cenard. El propio Mac Allister también quedó en el centro de todas las miradas, ya que fue él quien firmó cada una de los polémicos subsidios como máximo responsable de la cartera.

A comienzos del año 2017, el Presupuesto original de la SDN estaba pautado en $1.203 millones, una merma del 8% con respecto del total de los que había dispuesto en 2016.
Las negociaciones que llevó adelante tras el pase al ámbito de Fernando De Andreis y la euforia que se generó en el “círculo rojo” que rodea al presidente Mauricio Macri cuando su protegido Martín Maquieyra ganó las PASO en agosto con el 10,7% de ventaja le permitieron subir su capital de gestión a $ 1.433,29 millones.

Pero así como no supo administrar la primacía electoral -y terminó perdiendo las legislativas en la provincia que pretende gobernar desde 2019 por menos de tres décimas (76 votos)- tampoco demostró Mac Allister habilidad para administrar los recursos que el tesoro nacional le proveyó en los últimos 12 meses.

Un recorte

Que posee el Ministerio de Economía, MacAllister sigue exhibiendo sus dotes de no muy buen administrador.
“Si bien las cifras negativas no muestran la catastrófica anomia de 2016, cuando no utilizó uno de cada tres pesos disponibles para la cartera, este año tampoco supo aprovechar los recursos que el Estado puso a disposición del deporte nacional. El Ministerio de Deportes y Educación tuvo en 2017 un total de $ 135.792,76 millones de los que comprometió el 93,35%, una cifra razonable”,

“El pampeano manejó parámetros por debajo de esa eficiencia ya que destinó a gastos concretos sólo 91,10% de los $ 244,43 millones reservados a actividades comunes (sueldos y gastos operativos, generalmente el ítem de más alta ejecución de toda unidad ejecutiva), utilizó el 87,42% de los $ 1.081,38 destinados a alto rendimiento (quizás eso explique por qué hay dos y hasta tres meses de atraso en el pago de las becas más de 1.600 becas de alto rendimiento deportivo y en más de un millar de las polémicas becas de iniciación deportiva) y usó un bajísimo 55,57% de los $ 5,50 millones pautados para asistencia médico-deportiva y control antidoping” precisó.
Y agregó: “su área sólo mostró eficiencia en la administración de los fondos para 19 el desarrollo y fortalecimiento de la educación física, la recreación y la infraestructura deportiva en donde los parámetros de ejecución son mayores a los globales (95,41 %) aunque hay dos salvedades: esta área dispuso de $ 101,98 millones, el 49,75 % de lo que establecía la Ley de Presupuesto, y, además, fue una de las oficinas de la SDN que se mantuvo en Educación cuando la SDN fue transferida a Presidencia, por lo que la injerencia de MacAllister en el segundo semestre fue mínima”.
“Tamaños desmanejos no pasaron desapercibidos en los altos mandos del Ministerio de Hacienda que decidió realizar una baja nominal a la SDN en el Presupuesto 2018 del 8,81% con respecto a lo que se estableció como punto partida para 2017 y un 23,45% con respecto a lo que fueron los fondos totales que dispuso la SDN en el año que se acabo un notable retroceso no sólo en valores relativos sino en absolutos, habida cuenta del panorama inflacionario registrado en nuestro país”, finalizó

 

EL DIARIO DE LA PAMPA

Facebook Comentarios