El hecho conmocionó a gran parte de la Patagonia y se disparó como una de las noticias del día. Un colectivo, con un gran cargamento de carne con hueso, más de siete toneladas, proveniente de La Pampa, fue secuestrado por la Policía de Río Negro. Sus ocupantes querían ingresar, de contrabando, la carne con hueso, hacia Alto Valle para ser comercializada sobre todo ahora en épocas de fiestas.

Simulacro.
Según La Mañana de Neuquén, el hallazgo sucedió en la mañana de este viernes, alrededor de las 7.30, en el puesto de la Policía Caminera de Barda del Medio, sobre la Ruta Nacional 151. Según informó el jefe de Seguridad Vial, Miguel Elifonso, el colectivo simulaba ser un transporte de pasajeros y provenía de territorio pampeano.

Insalubre.
Cuando los policías le pidieron documentos a los ocupantes comenzaron a dudar. Los agentes empezaron a revisar en el interior del micro. Encontraron la carne con hueso como así también una gran batería con derrame de aceite. Eran más de siete toneladas de carne con hueso embolsada, sin ninguna habilitación, y trasportada en condiciones inapropiadas de salud. El conductor, único ocupante, es un hombre mayor de edad.

Facebook Comentarios