Los fumadores tardan más tiempo en iniciar y mantener el sueño, duermen menos y padecen más somnolencia o cansancio durante el día.

Así lo reveló un estudio alemán (“Impaired sleep quality and sleep duration in smokers-results from the German Multicenter Study on Nicotine Dependence”, Stefan Cohrs et al, Addiction Biology, May 2014) quesentencia que el tabaquismo genera un importante problema desalud y está relacionado con varias enfermedades crónicas.

Nota Relacionada: La OMS recomienda prohibir los cigarrillos electrónicos en espacios cerrados

Frecuentemente los fumadores consultan por trastornos de sueño y los problemas para dormir han sido relacionados con el desarrollo del hábito de fumar y con gran relevancia se los vinculó a la dependencia de la nicotina.

El ronquido, las apneas y el descenso del oxígeno mientras se duerme, generan fraccionamiento del sueño, impidiendo el alcance y mantenimiento de un porcentaje adecuado de sueño de ondas lentas o profundo, que es el verdadero sueño reparador; cuya falta genera la excesiva somnolencia diurna, cansancio y demás síntomas de déficit neurocognitivos.

Los factores de riesgo clásicos que se asocian a los trastornos respiratorios del sueño (TRS) son: el sexo masculino, la obesidad, la edad, el consumo de alcohol y relajantes musculares o hipnóticos y las malformaciones de la vía aérea superior.

Además de dichos factores, también es necesario considerar el consumo de tabaco como un factor de riesgo por excelencia para la mayoría de los trastornos respiratorios, con importantes repercusiones sobre la salud y la calidad de vida evidenciada por las características de sueño y vigilia.

La calidad del sueño se mide a través de la función neurocognitiva, como la evaluación de somnolencia, concentración, atención, memoria, ánimo, cansancio, libido sexual, asociación y comprensión de situaciones cotidianas en conjunto con la medición de índices de sueño; a través de métodos de diagnóstico como la polisomnografía, que permite evaluar el tiempo, las fases y la eficiencia del sueño y su relación con la respiración, función cardiovascular, movimientos corporales y en muchos casos el análisis de video del estudio.

Teniendo en cuenta que el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño SAHOS, es una entidad donde el diagnóstico se hace a partir de la presencia de apneas obstructivas asociadas al ronquido y síntomas neurocognitivos, puede encontrarse asociados significativamente, al habito de fumar.

Quienes también se ven afectados por el uso del cigarrillo son los niños, que también sufren de trastorno del sueño.

Las enfermedades causadas por el tabaquismo pasivo en la población pediátrica, pueden ser consecuencia de la exposición al humo del tabaco antes y/o después del nacimiento.

Parte de los componentes del humo del tabaco, entre ellos la nicotina, atraviesan la barrera hematoplacentaria. La placenta de las embarazadas expuestas al humo de tabaco condicionan un mayor número de complicaciones durante la gestación y una hipoxia fetal más intensa.

Facebook Comentarios