Monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora, tiene un perfil combativo que podría incomodar al Gobierno.

El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, fue designado esta semana al frente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social. Por su perfil combativo, provocó preocupación en el Gobierno.
Debido a que Lugones, de 65 años, se formó en la Compañía de Jesús, al igual que el Papa, temen que arme un frente junto con la CGT y las organizaciones sociales para oponerse a medidas que Cambiemos quiere llevar a cabo.

Hace más de un año, el prelado lomense sostuvo que la pobreza se había agudizado en el Conurbano y que los comedores y merenderos “no daban abasto”. En tanto, formó parte activa en las denuncias por la desaparición de Santiago Maldonado.

Debido a su nuevo rol, Lugones tendrá una ronda de conversaciones con sindicatos, empresas y funcionarios para evaluar los alcances de la reforma laboral, que la CGT rechaza en general, aunque mantiene un canal de diálogo. Debido a su perfil, se pondría de lado de la central gremial.

Facebook Comentarios