Este medio digital dialogó con el padre del menor, y nos contó la historia en primera persona.

Walter, el padre del nene cuya madre “denuncia públicamente que no se lo dejan ver”, dialogó para impactocastex.com.ar y nos dijo la situación que vivió y vive con su hijo.

Desde el momento en que conoció a Guadalupe Torres, afirma que vivió una situación difícil, en la cual también mantuvo durante un tiempo a su madre y hermanos sin problemas. “Ella ya venía con una historia de violencia familiar, y yo la resguardé”, dijo Walter.

Dijo que la quiso mucho en un principio, pero con el correr del tiempo y de la relación, aduce que se fue tornando muy difícil, ya que Guadalupe comenzó a obsesionarse con él hasta llegar a situaciones límites, como violentarse y no querer dejarlo siquiera irse a trabajar por celos. “Sentí que la relación no dió para más y decidí que nos separáramos porque estaba saturado de los problemas que tenía con la familia, se lo dije en buenos términos, y no quiso aceptarlo. A lo que sin consultar, quedó embarazada adrede para que no la dejara”, manifestó Maruelli.

La relación siguió con Guadalupe, por el hijo que venía en camino, cuidandola y resguardandola a pesar de las malas situaciones que le hacía vivir, tales como amenazas y hasta intentos de violentarse físicamente con Walter.

Luego del nacimiento del pequeño, la situación se tornó insostenible para Walter, ya que la madre del menor no quería siquiera atenderlo. “Me llamaba al trabajo quejándose todo el tiempo que (el en ese momento bebé), lloraba todo el tiempo y no lo soportaba”, comentó.

Walter nos decía que luego de dichas situaciones, y de pensarlo detenidamente por el bienestar de su hijo, decidió separarse y que Torres se volviera a vivir con su hermana a Eduardo Castex, de donde es oriunda.

Acordaron un régimen de visitas, en los cuales él siempre cumplió y ella no respondía de la misma manera: “me entregaba al nene todo sucio, mal comido, y hasta en un par de ocaciones lo he llegado a ver con moretones”, contó indignado Walter.

Luego de esos episodios, los cuales se repetían por parte de Guadalupe, Walter decidió ir a hacer la denuncia por violencia hacia el pequeño por parte de la madre, y asimismo fuera visto y comprobado el maltrato por parte de un médico. En la seccional correspondiente, se realizó la denuncia y desde ese momento no se le permitió a Guadalupe poder llevarse al pequeño a su casa, además de tener una restricción perimetral.

Al tiempo, Guadalupe dejó de insistir para volver a tener contacto y se alejó totalmente, por lo que Walter se dedicó plena y exclusivamente a vivir por su hijo y a su vez tramitanto la custodia total del mismo.

“Hasta hace un tiempo, la madre del pequeño decidió volver a querer tener contacto, y se acercó a la Defensoría del Menor, con una historia falsa y la excusa de que yo se lo saqué sin su consentimiento y demás”, decía Maruelli.

Posteriormente a ese episodio, volvieron a tener audiencia conjunta, y Walter fue con todas las pruebas del abandono que hizo la madre del pequeño, y con eso lograron un régimen con el que de a poco fueron empezando a tener contacto entre madre e hijo. Al correr del tiempo, el pequeño comenzó a no querer seguir con dichas visitas porque no se sentía cómodo.

“Hoy por hoy, Guadalupe se encuentra trabajando, y en los últimos 5 años jamás ha aportado una cuota alimentaria a su hijo”, confió Maruelli.

Por último, nos decía Walter, que la nota que salió a hacer Guadalupe  por los diferentes medios de comunicación, “es todo un montaje mediático, porque se le vencen los plazos de revinculación, que nunca cumplió, y quiere victimiarse porque podría perder la custodia”.

Hace unos días, este medio digital pudo saber, que luego de largas audiencias y ante un testimonio propio del pequeño, manifestando que él mismo no quiere conocer a su madre, el Juez a cargo del caso, le otorgó la custodia total a Walter Maruelli, padre del menor.

Facebook Comentarios