La jueza Florencia Maza condenó a tres años de prisión en suspenso y tres años de inhabilitación para conducir a Matías Alejandro Alcaraz (29), el conductor del vehículo en el que iba el niño Gabriel Machado (7), que sufrió heridas graves.

El hecho ocurrió el sábado 22 de abril, poco antes del mediodía, cuando el Fiat Uno que conducía Alcaraz junto a otras cuatro personas mordió el cordón e impactó de lleno contra una columna de alumbrado. Fue pasando la rotonda ubicada en Perón al 3.400, a la altura del Vivero Dadán. Como consecuencia de ese siniestro, Gabriel Machado, jugador de las inferiores de All Boys, sufrió lesiones, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en la cabeza y permaneció internado en terapia dos semanas en el Hospital Molas.

El conductor del auto quedó detenido, ya que presentaba un elevado nivel de alcohol en sangre al momento del siniestro.

Esta semana, la jueza Maza firmó el fallo que condena a Alcaraz por ser “autor material y penalmente responsable del delito de lesiones graves culposas por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor, en tres oportunidades en concurso ideal (arts. 94 bis primer y segundo párrafo, en relación con el 90 y 54 todos del Código Penal) por el hecho ocurrido el día 22 de abril de 2017, en perjuicio de Mirta Inés Ardohain, Camila Machado y Jorge Gabriel Machado”.

Gabriel sufrió en ese accidente politraumatismos y traumatismo grave de cráneo. Sufrió contusión pulmonar bilateral y hematoma cerebral. Permaneció, en las horas posteriores al accidente, en estado crítico, en coma farmacológico, con asistencia respiratoria mecánica “por distress respiratorio grave”. A las 48 horas fue intervenido por neurocirugía.
Gabi recibió a través de las redes sociales el aliento de todo el fútbol infantil y del deporte en general de La Pampa.

 

 

 

 

 

Fuente: El diario de La Pampa.

Facebook Comentarios