El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, participó de una reunión con distintos representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de Centros de Jubilados y de Foros que actúan en defensa de la seguridad social.La jornada se desarrolló en el Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno y sirvió para que las diferentes agrupaciones agradezcan la decisión del mandatario de no modificar el sistema jubilatorio de la Provincia, a pesar de las reiteradas presiones del Gobierno Nacional.
Carlos Verna expresó en varias oportunidades que mientras sea gobernador de La Pampa “no voy a cambiar el sistema jubilatorio, no voy a aumentar la edad de jubilación, voy a pagar el 82% móvil y el 82% va a ser del sueldo vigente del docente”.
El encuentro reunió a dirigentes sindicales de las provincias de Entre Ríos, Córdoba, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santa Fe y Neuquén, quienes plantearon las situaciones que atraviesan en cada una de sus jurisdicciones respecto al tema de las jubilaciones y reconocieron la importancia de la medida para el conjunto de los trabajadores que representan.
Estuvieron presentes Alberto Fonseca, por el gremio Luz y Fuerza de Córdoba, Daniel Elías, presidente de la Caja Previsional de Entre Ríos, Diego Ramírez, abogado miembro del equipo jurídico de ANSES, Horacio González, abogado previsional de ATE, Hugo Godoy, secretario General de ATE Nacional, Jorge Chaco, de la C.E.T.E.P. Córdoba, Jorge Fontán, vicepresidente Centro Provincial de La Pampa, Julio Fuentes, presidente de CLATE, Noelia Guzmán, Centro Nacional de Jubilados y Pensionados ATE, Paco Lara, presidente C.D.P. Buenos Aires, Segundo Rodríguez, presidente Jubilado C.D.P. Tierra del Fuego, Víctor Vallejos, integrante del Foro en defensa de la Seguridad Social, y Oscar Alberto, secretario General C.D.P. Entre Ríos.

El secretario General Adjunto Nacional de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, celebró la decisión del gobernador Verna de oponerse a la “armonización” de las cajas previsionales docente, policial y de personal civil resistiendo lo que denominó “una extorsión del Estado Nacional”.
“Defender la seguridad social es defender la vida de los jubilados pero también la perspectiva de que el Estado debe garantizar la seguridad social como una necesidad de toda la sociedad”, sostuvo Godoy, quien agregó “cuestionamos fuertemente la Ley de Reparación Histórica porque trae el intento de que las provincias armonicen el sistema previsional con la Nación, que es una manera de subordinar y presionar a las provincias para que entreguen a los institutos previsionales y desaparezcan integrados al sistema nacional. Es muy grave”.
Consideró que dicha ley “es la antesala de la Ley de Pacto Fiscal que intentan imponer y que atenta contra las provincias y contra los salarios de los trabajadores, pero también de los presupuestos provinciales para sostener la salud y la educación”.
Recordó que los gobiernos provinciales se encuentran presos de un déficit estructural “desde el 80, cuando Nación les transfirió los sistemas educativos y sanitarios sin el aporte presupuestario necesario”.
Esta situación genera una dependencia de los aportes del Estado Nacional que atenta contra la su soberanía política. “Pero el Gobierno Nacional, en vez de resolver el problema asumiendo responsabilidades, extorsiona a las provincias. Por eso, que Verna se oponga a la entrega del Instituto, a la firma del Pacto Fiscal y la ley con la que lo quieren habilitar, son pasos positivos para defender a La Pampa, que también deberían tener un fuerte impacto nacional porque esperamos que esa actitud se replique en otras provincias”.
“Más allá de la situación cada provincia estamos discutiendo el sistema basado en lo público y la solidaridad, en el mercado interno, y el salario como un regulador de la economía, en definitiva, un sentido de Nación diferente al que se plantea desde la política económica nacional”, enfatizó Godoy.
Asimismo remarcó que los resultados de las elecciones legislativas de octubre serán decisivos para oponerse a ese intento de avasallamiento que lleva adelante el Gobierno Nacional sobre los derechos de los trabajadores y jubilados. “Un resultado positivo habilitará al Estado Nacional, con cierto grado de legitimidad, para aplicar estos mecanismos de extorsión. Es una situación muy gravosa. Por eso confío en nuestro pueblo, más allá de que circunstancias coyunturales, no hay posibilidades de que esta reforma y la política económica neoliberal impulsa el Estado Nacional avance con consenso de la población”.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Pampadiario.

Facebook Comentarios