El costo diario por cada interno es de 421.88 pesos, lo que incluye el salario de penitenciarios, alimentos, medicamentos, traslados, mantenimiento edilicio, entre otros costos. Anualmente el Servicio Penitenciario invierte cerca de $541.905.600

El Servicio Penitenciario tiene bajo su custodia 3.944 presos en todas las cárceles de Mendoza. Cada uno de ellos genera un gasto de 11.450 pesos mensuales, lo que incluye comida, mantenimiento, salario de penitenciarios, entre otros gastos.

En lo que va de este 2014 la población carcelaria cuenta con casi 700 presos más que en el 2013, entre condenados y procesados, un aumento importante y significativo de los últimos años. Además otras 307 personas están sometidas a prisión domiciliaria.

Según explicó la Subdirectora del Servicio Penitenciario, Alejandra Llarena, el gasto diario por cada recluso es de 421.81 pesos, en el cual está incluido el salario de penitenciarios, la comida del detenido, mantenimiento edilicio, medicamentos, traslados y otros gastos corrientes.

Cada preso recibe cuatro comidas diarias por un costo de 64 pesos por cada uno. Esto significa 23.360 pesos anuales por interno solo en alimentos.

Esto lleva a que en este 2014, el Estado mendocino deba pagar 11.450 pesos por mes para mantener a cada reo, lo que anualmente se transforma en 137.400 pesos por cada uno de ellos.

En este mismo sentido, por los 3.944 internos que hoy conviven en las distintas cárceles de la provincia, se invierte 1.664.368 pesos diarios, lo que se estima que para todo este año se desembolsarán 541.905.600 pesos.

Durante el 2013, el costo mensual por cada interno fue de 10.766 pesos, 684 pesos menos que este año, lo que anualmente representó un gasto de 129.190 pesos por cada uno de los detenidos.

Aumento de la población carcelaria
En lo que va de este 2014 hay 3.944 reclusos encerraros en las distintas cárceles de la provincia, a diferencia del 2013 que cerró el año con 3.268 presos, entre condenados y procesados. Esto significa un aumento de casi 700 internos.

En el 2012 hubo 3.081 personas presas, mientras que en el 2011 el Servicio Penitenciario terminó con 2.870 internos.

Alejandra Llarena señaló que “el homicidio de Matías Quiroga –ocurrido en marzo de 2012- marcó un antes y un después” importante en el ingreso al penal y a las excarcelaciones, por lo que el “endurecimiento de las penas” pudo ser uno de los motivos del aumento de la población penal.

Pero además de los 3.944 presos de este año, hay otras 307 personas que cumplen con prisión domiciliaria, las cuales se controla según la disposición de cada Tribunal. Sólo 80 de ellos están bajo la custodia del Servicio Penitenciario.

Se estima que a fines de este 2014 o ya en el 2015 se probarán unas 100 pulseras magnéticas con quienes tienen el beneficio de prisión domiciliaria y de esta forma se comprobará si es eficaz esta forma de monitoreo para el preso que cumple su condena en su casa, de donde no tiene permitido salir.

Las mujeres
Actualmente 20 mujeres cumplen su condena en el Régimen Abierto de Mujeres (RAM), y entre ellas están las mujeres que son madres y tiene hijos de hasta 4 años. Son 9 los niños que pasan sus días allí, donde son estimulados por docentes y tienen un espacio para jugar.

Allí permanece alojada la mamá de Luciana Rodríguez, la pequeña de 3 años que la autopsia confirmó que murió tras recibir fuertes golpes en la cabeza, en diciembre de 2013. Por este hecho el padrastro de la nena quedó preso, al igual que la madre, quien estaba embarazada y dio a luz hace casi un mes.

En la cárcel de El Borbollón, en Las Heras, permanecen detenidas 108 internas.

Educación intramuros
Del total de la población penal, 1.365 presos estudian en los distintos niveles educativos con los que cuenta el Servicio Penitenciario en conjunto con la Dirección General de Escuelas y la Universidad Nacional de Cuyo.

Son 637 reos que estudian en el nivel primario y otros 216 en el secundario distribuidos en turno mañana y tarde, y prevén abrir un turno vespertino debido a la gran cantidad de alumnos y las aulas reducidas que hay.

La universidad cuenta con 116 los internos que cursan entre las carreras de abogacía, comunicación social, trabajo social y profesorado en letras. Se estima que el año que viene habrá 100 alumnos más.

Otros 396 se especializan herrería, carpintería, electricista, entre otros oficios, en el Centro de Capacitación para el Trabajo (CCT).

Facebook Comentarios