El sujeto la mantuvo amenazada de muerte con un cuchillo. Estuvo cautiva durante 21 horas hasta que logró soltarse del individuo y buscar ayuda.

 

Una joven de 18 años mantuvo una discusión con su madre y decidió alejarse de su casa ubicada en el barrio Parque de La Banda para calmar los ánimos.
La chica se trasladó hasta el barrio Ejército Argentino de la ciudad Capital para visitar a amigas y mantenerse lejos de familia por unas horas para calmar los ánimos.
Eran las diez de la mañana del viernes pasado cuando caminaba por las calles del citado complejo habitacional cuando un sujeto, sorpresivamente, la abrazó desde atrás y le advirtió que no hiciera nada raro porque la iba a matar. A pesar de la amenaza, la chica forcejeó con el individuo, quien extrajo un cuchillo y el colocó el filo en el cuello.
El desconocido se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias tóxicas, o ambas cosas, denunció la víctima.
“Comportate como si fuéramos novios”, le advirtió el joven mientras caminaban hacia una zona de edificios con departamentos del barrio Ejército Argentino. En el camino, el desconocido comenzó a besarla en la boca, mientras la sostenía con fuerzas de uno de los brazos.
La bandeña indicó en la denuncia que su captor la hizo ingresar a uno de los departamentos donde se encontraban otros sujetos, donde le exigió que consumiera bebidas alcohólicas ydrogas.
Posteriormente, siempre bajo amenazas de muerte y la chica bajo los efectos de sustancias, la trasladó hasta un rancho, con “paredes” de plástico negro, que se encuentra en el barrio La Católica, cerca del río. En ese lugar la sometió sexualmente en reiteradas oportunidades.
El depravado no quedó conforme. La volvió a llevar al departamento del barrio Ejército Argentino, donde se encontraban sus amigos. Continuaron consumiendo bebidas ydrogas. En medio de la madrugada, la llevó a la planta baja y en el pasillo de dos edificios, arrojó una colcha en el piso y volvió a violarla en reiteradas ocasiones.
Alrededor de las 7 de la mañana del sábado, cuando el sujeto la llevaba hacia la vivienda de un familiar del barrio Islas Malvinas, en el extremo sur de la ciudad Capital, la joven logró soltarse del sujeto. Corrió e ingresó a una casa donde solicitó ayuda bajo una crisis de llanto. Los dueños de la vivienda llamaron a la Policía.

Facebook Comentarios