Las autoridades de la ciudad china de Chongqing se percataron de que había personas que son tan “dependientes” del celular que no podían dejarlo a un lado aunque sea para caminar.

Es por ello que decidieron minimizar el riego de accidentes en el lugar y establecieron un carril exclusivo para los peatones que son irremediables adictos al teléfono móvil.

El carril de usuarios de celular tiene señales de advertencia pintadas en el suelo, para que los sujetos caminen de manera “segura” mientras no despegan la mirada de sus “aparatitos”.

Facebook Comentarios