Meyiwa, de 27 años, murió al ser alcanzado por un disparo de uno de los tres atacantes que asaltaron la vivienda de su novia, la cantante Kelly Khumalo, en el barrio de Vosloorus del East Rand de Johannesburgo.

Según fuentes de la investigación, Senzo -como es conocido en su país-recibió un balazo al intentar proteger a Khumalo, que estaba siendo amenazada con una pistola por los ladrones.

La Policía sudafricana ofreció una recompensa de 150.000 rands (cerca de 11.000 euros) a quienes aporten cualquier información sobre la identidad y el paradero de los criminales.

Meyiwa era uno de los jugadores más populares de Sudáfrica (titular en el Orlando Pirates) y había conquistado en las últimas semanas la titularidad y la capitanía de la selección.

Su muerte provocó consternación en el país austral, uno de los más violentos del mundo y en el que se producen según la Policía una media de casi 47 asesinatos cada día.

Tras la muerte, el presidente de la liga sudafricana, Brand de Villiers, confirmó que el clásico del país (Orlando Pirates-Kaizer Chiefs), que debía disputarse el próximo sábado, fue aplazado.

De Villiers tomó la decisión tras recibir una carta del presidente del Pirates, Irvin Khoza, en la que consideraba “insensible” que se jugara el encuentro pese a la tragedia.

Facebook Comentarios