¿Infecciones intestinales, úlceras, diarreas crónicas, dolores de estómago recurrentes? La solución está en la caca. Sí, como lo está leyendo. En la caca humana. En los excrementos.
Puede sonar escatológico. Pero no. No hablamos de recetas de brujos ni de curanderos. Ni de antiguas soluciones chinas, que en el siglo IV la tragaban para curar males gastrointestinales.
Hablamos de que un laboratorio sueco ya la ha probado en cápsulas con éxito en varios pacientes y que en Boston, Estados Unidos, se ha inaugurado el primer banco de excrementos humanos del mundo.
En una entrevista publicada por el diario El Mundo, Mark Smith, licenciado en microbiología, explica que en OpenBiome “tenemos más de 130 muestras y listas para usar”. El banco mezcla los excrementos con glicerol y los almacenan en frío. Cada donante recibe 40 dólares y un plus de 50 dólares más si ofrecen sus excrementos cinco días en una semana. Si se someten a una prueba para descartar Sida o Hepatitis C, cobran otros 40 dólares más.
Pero… ¿cómo se aplica el método y en qué consiste?
Consiste en trasladar microorganismos sanos a un organismo enfermo. Via oral o vía trasplante. Para restituir la flora dañada por infecciones y antibióticos. Y sanar.
En España, el hospital madrileño Gregorio Marañón tiene todo preparado para realizar el primer trasplante microbiota intestinal. “Estamos en el estadio de selección de pacientes”, consignó a Crónica el médico José Antonio pajares, adjunto del departamento de aparato digestivo del nosocomio.
El procedimiento es más simple que un trasplante de manual: Se mezclan las heces purificadas con suero o leche y se introducen en el aciente a través de una colonoscopía o por sondas nasales.
“Lo que se consigue es repoblar con las bacterias buenas de los excrementos donados el intestino dañado del paciente”, explicó Pajares a El Mundo.
En Suecia, las cápsulas del laboratorio Hohmann Lab ya han curado a 18 de 20 pacientes.
Increíbe pero real. El detrito humano que peor trato recibe en el léxico diario resultó ser una solución para graves dolencias.

Facebook Comentarios