Un joven de 22 años se castró luego de que su pareja lo abandonara y acusara de su falta de “habilidad” en la cama. El mutilado calificó de “inútil” a su miembro viril y tomó la terrible decisión.

El joven macedonio, de 22 años, tuvo que llamar a emergencias cuando vio que no paraba de sangrar. Tuvo que ser llevado, en este estado al hospital de su pueblo. La policía descubrió el órgano en el tacho de basura. Fue llevado al hospital para “ponerlo en su lugar”, pero no fue posible hallar un cirujano competente para tal operación.

El joven identificado como Oliver Ilic fue transferido a un hospital de la capital (Skopje), donde trataron de operarlo por 5 horas. Por ahora, los médicos tienen pronóstico reservado sobre el buen funcionamiento del órgano en el joven, quien no es el primer macedonio que se corta el pene. Un hombre de 40 años hizo lo mismo, pero lo echó por el inodoro, reveló el Daily Mirror.

Facebook Comentarios