El Ministerio Público Fiscal desestimó una denuncia de violación radicada por la madre de una niña de cuatro años en Eduardo Castex, y archivó la causa judicial. El hecho trascendió en el mes de mayo, y provocó una importante reacción social que incluyó manifestaciones.El Ministerio Público Fiscal (MPF) desestimó la denuncia por violación de una niña de cuatro años que radicó una madre castense, y archivó las actuaciones judiciales que se realizaron en torno a este polémico caso que incluyó manifestaciones de algunos vecinos frente a la Comisaria local.

Las versiones recogidas por esta corresponsalía indican que la madre de la niña ya fue notificada de la resolución judicial, pero con el acusado aún no se cumplimento este procedimiento porque actualmente estaría trabajando en “la zona rural cercana a la localidad bonaerense de Salasar”. El fiscal Mauricio Piombi resolvió -días atrás- finalmente archivar la causa porque consideró que de las actuaciones “no surgieron elementos probatorios para promover la causa a juicio e impulsar una condena” contra el acusado. -¿Cuáles fueron los elementos probatorios que tuvo en cuenta el fiscal para desestimar la denuncia?. -Bueno, la decisión se basó en el informe del (médico) forense, los informes médicos, los testimonios y el informe de Cámara Gesell que le hicieron a la niña”, transmitieron a esta corresponsalía. La erupción que argumentó la denunciante que tenía la menor, en los informes médicos figura que la niña tuvo varicela.

Un caso polémico La denuncia de violación radicada por la madre de una niña de tres años y 9 meses, se concretó en el mes de mayo. La mujer acusó a un vecino de cometer el abuso sexual y su pareja como cómplice. Ambas familias residían en el Albergue municipal ubicado sobre la calle Raúl B. Díaz entre calles Gobernador Duval y Eva Perón, en cercanías del Hospital “Pablo F. Lacoste”. El caso tuvo ribetes polémicos durante varias semanas. La fuerte mediatización del caso, provocó que la madre de la niña difundiera el acta de denuncia, donde brindó una versión escabrosa de episodios que finalmente fueron desestimados por la Justicia.Además, hubo una convocatoria a una “marcha pacífica” en la plaza General San Martín, que se trasladó hasta el edificio de la comisaría departamental de Eduardo Castex.

“El blanco” de las críticas fue el subcomisario Hugo Sosa, pero los manifestantes fueron atendidos por personal policial de Santa Rosa. Incluso en las redes sociales difundieron fotografías del acusado y su pareja, quienes ahora quedaron sobreseídos en la investigación judicial.

 

Fuente: LaArena.com.ar

Facebook Comentarios