El ministro Coordinador del Gabinete, Ariel Rauschenberger, dejó ayer abierta la posibilidad de que el gobierno provincial otorgue una suma fija para los empleados a fin de año, aunque también la supeditó a la evolución de la recaudación hasta fin de año.

‘Siempre el Gobernador está atento a esto e instruyendo al Ministerio de Hacienda para que haga todos los esfuerzos necesarios para ver si se puede otorgar una suma. Este año el Gobernador ha dado instrucciones en este sentido. Queremos ver cómo evoluciona la recaudación. La idea es estar acercando algo para nuestro personal‘, dijo el funcionario.

Las declaraciones se produjeron luego de que la Mesa Intersindical rechazara un ‘bono de fin de año‘ y pidiera una recomposición salarial antes de fin de año porque no quieren una suma fija ‘para el pan dulce‘ y nada más.

En relación a aquel pedido, Rauschenberger destacó que el Gobierno ya ha otorgado un 28 por ciento de aumento este año, que para quien recién ingresa a la administración pública y tiene una familia tipo llega al 32 por ciento, tomando en cuenta el incremento de las asignaciones familiares.

En este sentido, explicó que ese aumento fue superior al presupuestado a principios de año y avisó que ‘más allá del excedente previsto para este año -que estimó en 786 millones de pesos- hay que decir que hay costos que han variado’ y que es necesario readecuar algunas partidas.

Al respecto, no pudo precisar si, tal como acusaron diputados vernistas, la parte del presupuesto ejecutada en obras públicas fue sólo del 31 por ciento, pero habló de ‘inconvenientes’. ‘No tengo el monto exacto. Lo que podemos decir es que tuvimos varios inconvenientes, en función de la variación de los precios entre otros de los materiales de construcción. Nosotros licitábamos con un presupuesto y cuando se adjudicaba eran valores superiores. Esto fue superado y estamos con un ritmo de obra normal’.

 

Fuente: DiarioLaReforma.com.ar

Facebook Comentarios