El cierre de la paritaria docente el último jueves, con la falta de acuerdo en puntos centrales, puso en estado de alerta a la dirigencia de la UTELPa y advierten que se está a las puertas de un conflicto que podría desencadenarse en breve. Fabio Zeballos, secretario adjunto de la Seccional General Pico, entiende que el cierre del año lectivo no será cómodo y que está en riesgo el inicio del próximo, además afirmó que el Gobierno Provincial no ha llevado propuestas a la mesa de negociación desde abril hasta la fecha.

“Creemos que estaban dadas las condiciones para la restitución de los descuentos por días de paro, pero el Ejecutivo entiende que no, y, además, sostienen que los índices económicos no ameritan la aplicación de la cláusula gatillo para rediscutir salarios. Tampoco hubo una postura clara del Gobierno de favorecer el pedido que se ha hecho a los efectos de la licencia por violencia de género. Habían llegado representantes de todas las seccionales e incluso la secretaría de Género de CTERA; Estefanía Aguirre, pero más allá de todos los fundamentos y avances que se dan a nivel nacional, el Gobierno hizo oídos sordos”.

Cuando se le preguntó si estas circunstancias iban a provocar un enfrentamiento con el Gobierno que encabeza Oscar Jorge, respondió: “Si estamos ante el inicio o no de un conflicto lo van a decidir los trabajadores, la semana que viene se convocará a un plenario de secretarios generales. Los tiempos de diálogo se tendrían que estar cerrando, porque desde abril hasta ahora hemos dado la posibilidad de acuerdo a través de diferentes propuestas y alternativas para que el Poder Ejecutivo tomara una postura. En todos los casos recibimos respuestas negativas, sólo se reglamentó un acuerdo paritario que teníamos desde el inicio de año donde se conformaban los comités de seguridad. Serán los compañeros quienes en asambleas decidan los pasos a seguir”.

“Parece que estuviéramos en una mesa de diálogo unilateral, porque las únicas propuestas son las que presentan los trabajadores a través del gremio, el Gobierno escucha y responde con negativas. Salen en los medios tratando de justificar que para la violencia de género no dijeron que ‘no’ sino que se trata de un ‘tal vez’. Tenemos claro que las paritarias se cierran con o sin acuerdos, acá no se no puede andar con grises”, completó.

“Cada vez más lejos del costo real de la canasta familiar”

Zeballos prefirió ser cauto respecto de qué acciones podrían tomar los docentes ante la negativa del Gobierno de devolver los días que se descontaron por los paros; de no poner en práctica la cláusula gatillo para actualizar salarios y de no resolver el pedido de la licencia por violencia de género: “Las alternativas pueden ser medidas de fuerza, pero dadas las consecuencias que tuvieron los descuentos por días de paro en los trabajadores, son ellos mismos quienes decidirán qué están dispuestos a hacer para el logro de nuestros objetivos. Está claro que no vamos a tener un cierre de año tranquilo y lo mismo ocurrirá con el inicio del ciclo lectivo del 2015. Nosotros ya plantemos que tendríamos que estar anticipando la discusión salarial del año venidero, también ya dijimos que no queremos sumas fijas en el salario, pero sí es necesario discutir alguna especie de puente salarial a febrero para cuando se abran las negociaciones. Todas las sumas que se pueden lograr tendrían que ser a cuenta la futura pauta salarial. Los índices económicos inciden fuertemente en el poder adquisitivo del salario, hasta hoy el 28% se podría haber manejado, de acá en más estamos cada vez más lejos del costo real de la canasta familiar”.

En relación a la decisión del Consejo Federal de Educación de iniciar las clases en el 2015, en todo el país, el 2 de marzo, el secretario adjunto de la UTELPa General Pico, dijo: “No podemos analizar la fecha de inicio de las clases en forma separada de todas las actividades que se planifican para los cierres e inicio de los ciclos lectivos. Aún quedan pendientes las titularizaciones anuales de este año que deberían realizarse en diciembre y febrero; están pendientes las transferencias de los sextos años; quedan pendientes todas las tareas administrativas, quedan pendientes las designaciones que se hacen el año que viene, etc. Para tomar una posición debemos saber si vamos a llegar a esa fecha con todas las cuestiones resueltas”.

 

Fuente: DiarioLaReforma.com.ar

Facebook Comentarios