Sin siquiera haber  disputado un torneo profesional Tommy Morrissey es la nueva revelación estadounidense .  A su corta edad impacta goles por más de 100 yardas pero  lo que lo impulsa no es su fuerza ni su juventud lo que lo convirtió en un gran jugador.

Tommy nació sin su brazo pero sus padres se aseguraron que crezca en un ambiente totalmente normal e incentivaron sus ilusiones. Una de las cuales es el golf a pesar que solo tenga su brazo izquierdo.

Su padre añadió “Su brazo es una bendición y también un desafío. Cuando está enfocado, puede pegarle por más de 100 yardas” quien remarco que hay que tener en cuenta que solo tiene tres años el pequeño.

Facebook Comentarios