Pablo Cuello, tutor de una adolescente de 16 años, denunció en fiscalía a dos mujeres policías de la Comisaría Primera por lo que consideró un abuso de autoridad y lesiones leves. La joven estaba en el skate park el jueves pasado cuando las uniformadas la obligaron a tirar el cigarrillo que estaba fumando, la tiraron al piso, la esposaron y la llevaron a la Comisaría Cuarta. En esa repartición fue bien atendida y contenida. 

Foto de archivo del skate parke
Foto de archivo del skate parke

La chica fue revisada por el médico policial, el médico del hospital Gobernador Centeno y luego el médico forense, quienes diagnosticaron contusiones en ambos rodillas y muñecas y en el brazo izquierda.

“Quiero hacer la salvedad que no es la mismo los chicos que van a drogarse o tomar alcohol que los chicos que van a practicar el deporte. No se puede tratar a todos por igual”, dijo el tutor de la chica.

Radicó la denuncia ante la Fiscalía del Dr. Alejandro Gilardenghi, que estaba de turno cuando ocurrió el hecho. “Hubo maltrato, están las fotos y los certificados médicos”, afirmó Cuello.

La jovencita, junto a sus amigos, estaba entre las 15 y las 16 horas practicando el skate cuando llegaron las dos mujeres policías. “Fueron prepotentes y les hablaron de mala manera. Le hicieron tirar un cigarrillo, pero no es ningún delito fumar un cigarrillo común. Creo que estas policías quieren hacer valer su poder ante los chicos”, se denunció.

Según el relato del tutor, tras ello le abrió la mochila, le tiró al piso la totalidad de los útiles escolares que había allí, ante la reacción verbal de la chica de 16 años. “Le dejaron las cosas tiradas, y si no hubiese habido ninguna amiga, perdía todo, hasta un celular”, indicó.

“Ante ello, una de las policías la agarró, la dio vuelta y la tiró boca abajo al pasto, se le sentó encima y le colocó las esposas. Y ella no estaba haciendo nada ni siquiera algo sospechoso”, afirmó el tutor.

“La levantan, la arrastran hasta el patrullero y la tiran adentro. La llevan a la Cuarta y nos llamaron, cuando llegamos vimos que tenías marcas en el cuerpo”, continuó el relato. De allí la llevaron al hospital local para constatar las lesiones.

Cuello diferenció la atención recibida por los policías de la Comisaría Cuarta respecto a las dos mujeres de la Primera. “Repudió lo que había pasado y me facilitó información sobre cómo conseguir que esto no quede así. Lo mismo me pasó en la  Justicia”, relató Cuello.

 

Fuente: InfoPico.com

Facebook Comentarios