Cargador solar: Si el usuario es deportista o está mucho tiempo al aire libre porque su trabajo se lo demanda el cargador solar es ideal.
Cargador para el auto: Algunos están mucho tiempo arriba de sus vehículos. Lo mejor para ellos es adquirir un cargador que se pueda enchufar en él y poder cargar el gadget a medida que están en movimiento.
Batería externa: Hay baterías que se pueden adquirir por Internet que le darán una carga del 100% a tu teléfono y que son realmente accesibles.
Cargador para bicicletas: El Siva Cycle, por ejemplo, es un cargador que se conecta a la rueda de la bicicleta y que genera energía cargando los dispositivos.
Cargador inalámbrico: No están disponibles para todos los smartphones y tablets y tampoco cargan tan rápido como los que se conectan a la electricidad, pero son realmente cómodos. Solo hay que apoyar el aparato encima de la mesa donde está la base del cargador.
Funda con batería: Hay modelos que se pueden prender cuando el dispositivo tenga poca batería. De esta manera, le dará una nueva carga y además se aprovecha para proteger el dispositivo.
Cargador a pilas: si las pilas son recargables es una opción más que potable ya que no habrá que comprar una nueva cada vez que se terminen.

Facebook Comentarios