Las escenas de sexo explícito trascienden en un ambiente privado, al parecer, la habitación del muchacho, quien ahora quiso provocar un daño en la menor.

La escena íntima se concreta en un lugar privado. Todo aparenta que la menor de edad, quien sería estudiante de un colegio de la zona sur de la ciudad Capital, no sabía que había una cámara escondida que filmaba toda la relación sexual de la pareja de novios, ambos adolescentes y estudiantes del citado establecimiento escolar.
Sin embargo, en los últimos tiempos, la estudiante interrumpió la relación sentimental con quien era su novio y recientemente comenzó a salir con otro chico. El novio despechadoquiso vengarse de la jovencita y comenzó a divulgar el video.
Al principio, las escenas de sexo explícito sólo eran parte del grupo de amigos, pero con el paso de los días las imágenes fueron pasando de celular en celular, a través de Whatsapp, hasta que todo el colegio terminó viendo los cinco minutos de duración del video. En el mundo de la tecnología, donde todos los adolescentes tienen celular y la mayoría tiene conexión a Internet en el aparato, las imágenes llegaron a otros establecimientos escolares santiagueños.
Las escenas trascienden en un ambiente con poca luz y lo que aparenta ser una habitación de una casa, por los muebles y artículos que se pueden ver en las imágenes donde aparece la estudiante, quien viviría en uno de los barrios nuevos que se construyeron en los últimos años en la zona sur de la ciudad Capital.
El acto consentido sucedió en un ambiente privado entre dos adolescentes, ambos de 17 años, aunque podría configurarse un delito si se comprueba que fue el muchacho que filmó el hecho y lo hizo trascender para provocarle un daño a la menor, quien se sentiría muy avergonzada por la divulgación masiva del momento íntimo.

Facebook Comentarios