Le atan una soga a la cintura. Y la arrastran casi como a un perro. La obligan a arrodillarse, confesar y admitir su delito de adulterio. Luego vendrá el castigo a pedradas. Así se lo puede ver en un video subido hoy en la página web Youtube. Allí la joven es lapidada por su padre y yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS) en el centro de Siria.

La ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) afirmó que ésta lapidación tuvo lugar en agosto o septiembre en una zona rural del este de la provincia de Hama (centro), que controlan los yihadistas.

El video muestra a una joven vestida de negro frente a dos hombres: su propio padre y un yihadista.

El yihadista armado viste una camisa blanca y un pantalón militar, mientras que el anciano lleva puesta una chilaba blanca y un kaffiyeh (pañuelo) rojo tradicional de los campesinos de la región.

“El castigo es el resultado de lo que hiciste y nadie te obligó a hacer. ¿Aceptas el castigo de Dios?”, declara el yihadista en árabe.

La joven mueve la cabeza y acaba pidiéndole perdón al padre. Este se niega al principio, pero acepta bajo la presión de los yihadistas.

El anciano agarra entonces una cuerda con la que rodea la cintura de su hija. Luego la obliga a arrodillarse antes de que comience la lapidación.

Facebook Comentarios