Son días muy movilizantes para Luciana Salazar . Tras la conflictiva ruptura con el economista Martín Redrado, la modelo enfrentó rumores acerca de su estado de salud, soportó los mediáticos embates de Amalia Granata, desmintió su supuesto romance con un millonario heredero y encaró una mudanza que, al parecer, no fue nada sencilla para ella.

Por eso, muchos se preocuparon al no verla ayer en el piso de Animales sueltos. Alejandro Fantino, el conductor del programa, explicó que ella no se había sentido muy bien, pero no dio demasiadas precisiones acerca de lo sucedido. “Me descompuse. Fue raro, porque no me dolía nada, ni la cabeza ni la panza, pero me sentí muy mal y me tuve que ir”, le explicó Salazar a Personajes.tv. “Hoy me duele todo el cuerpo, pero estoy un poco mejor”.

¿Estará nerviosa Luli? Según ella, el motivo de su indisposición podría deberse al “ritmo agitado” que está llevando su vida. “Hoy tengo dos eventos, estoy terminando la mudanza y pensando en el teatro, además del trabajo en Animales… Estoy a mil, no paro”, aseguró la rubia, que este verano formará parte del elenco de Casa fantasma, la obra que encabezarán Pedro Alfonso, Freddy Villareal y Emilio Disi en Villa Carlos Paz.

Facebook Comentarios