SaludSociedad

Nadia Lucero habló y agradeció las muestras de afecto de toda la comunidad pampeana y especialmente al trabajo de todo el personal del Hospital Molas, donde estuvo internada 52 días

Nadia Lucero, la joven de 22 años que fue brutalmente torturada por su ahora exnovio, agradeció las  muestras de afecto de toda la comunidad pampeana. Y especialmente al trabajo de todo el personal del Hospital Molas, donde estuvo internada 52 días.

Esta tarde, la familia de Nadia Lucero lanzó una rifa de 1.000 números, a 100 pesos cada una, para construir una pieza para Nadia y sus dos hijos.

En ese marco, Nadia dialogó brevemente con Víctor Salcedo, un comunicador de una radio santarroseña. “Cuando tenía la traqueo me daba miedo hablar, ahora puedo hablar bien”, dijo.

«Yo quiero agradecer a la gente, a los doctores, a las enfermeras, hasta las personas que limpian. Todo el mundo se portó re-bien conmigo”, manifestó.

También se refirió a sus dos hijos. “Hoy me hicieron renegar un montón. Hoy los reté, el más grande está mañoso”, contó.

Nadia fue torturada y golpeada por su novio Laureano González. El ataque sucedió en una vivienda de la calle San Francisco de Asís al 300, en el barrio Escondido (Santa Rosa), el domingo 15 de diciembre de 2019. Hacía un mes que se habían ido a vivir allí, juntos.

Nadia, madre de dos niños de 2 y 5 años de otra relación, trabajaba en una rotisería. Ese domingo a la madrugada, comenzaron los golpes y los cortes. La tortura, que la dejó desvanecida, se extendió durante unas 20 horas, hasta que Laureano González decidió llevarla, inconsciente, al Hospital Molas. Ingresó con la joven, la dejó en la Guardia del nosocomio y se retiró en su auto. Dos días después, fue detenido: estaba escondido en la casa de dos amigos, que fueron posteriormente detenidos y acusados de encubrimiento.

Finalmente, la joven recibió el alta médica el 6 de febrero. Ese día, una multitud salió a recibirla en el Molas.

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar