CastexLa Pampa

Castex: acusan a la nueva encargada del Sempre, Moira Ramos, designada por la intendenta Curutchet por abuso de autoridad, destrato y discriminación; «te viven diciendo que ellos ganaron las elecciones», expresaron las cuatro personas que fueron maltratadas

Cuatro trabajadores que se desempeñaban en la oficina del Sempre de Eduardo Castex solicitaron ser reubicados en otras reparticiones municipales, después de denunciar «abuso de autoridad» por parte de la nueva encargada designada por la intendenta Mónica Curutchet. Los empleados aseguraron que fueron destratados y discriminados.

«No escuchan lo que están diciendo, se ponen a mirar la pantalla del celular y te corren con el mismo cuento» que ganaron las elecciones, expresaron -molestos- los trabajadores municipales.
La situación de conflictividad entre los trabajadores y la nueva encargada de esta oficina proviene desde varias jornadas atrás. Hubo algunas reuniones con los responsables de Recursos Humanos y otras autoridades municipales, pero finalmente no se llegó a un consenso que permita la sana convivencia laboral en la repartición que funciona en el ex edificio del BLP, en el cruce de diagonal 9 de Julio y calle 25 de Mayo.

La particularidad de esta oficina del Sempre castense es que depende de la comuna. Por lo cual, las autoridades locales disponen quiénes están a cargo de la repartición. Y cumple una importante función, porque permite agilizar y abaratar los costos de autorizaciones y trámites de los afiliados.
La conflictividad se desató a los pocos días de puesta en funciones la actual responsable. Hubo intentos de acercamientos internos, pero fueron en vano. Y después de los frustrados encuentros, algunos de los trabajadores solicitaron la reubicación y ya tienen nuevos destinos. Y fueron reemplazados por empleados de otras dependencias municipales.

Entre los trabajadores que dejaron de desempeñarse en la oficina del Sempre, había quienes tenían firmados convenios de confidencialidad con la obra social de los pampeanos, dado que no se pueden revelar las prácticas y patologías que padecen los afiliados. Ahora tendrán que ser capacitados los nuevos trabajadores, quienes también deberán cumplir con este procedimiento.

Sensación de castigo
Los trabajadores municipales que emigraron de la oficina del Sempre, se expresaron en las redes sociales. Una de las trabajadoras realizó un posteo, con una frase -del más puro macrismo dixit- que habría pronunciado -en una de las reuniones- una funcionaria comunal: «No es un castigo, son sensaciones».

«Nos vamos porque nos hicieron sentir discriminados, destratados. Seguramente nos van a castigar como les ha pasado a otras compañeras o compañeros por el solo hecho de ser de otro partido político y poder expresarse de la manera que uno siente y dice», destacó otro trabajador en las redes sociales.
Además, en otro posteo otro de los trabajadores municipales aseguró que la actual administración les hizo «pagar por el solo hecho de ser (militantes de) un partido político diferente».

«Desde un primer momento nos hicieron sentir el Cambio. Si el cambio que fue solicitado por la gente a través del sufragio», plantearon. Los trabajadores se lamentaron porque ya no podrán ayudar a los afiliados, quienes los trataban con «cariño, amor y respeto».
«Hasta pasaban a saludarnos y cuantas veces nos llevaban algo para compartir con todos los compañeros», reconocieron.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto GENTILEZA: Castex Online

 

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar