Una de las obras previstas para este año por el Ejecutivo municipal y que no avanzó es la concreción de tres nuevas perforaciones en el norte del pueblo, en zona rural.

En pos de aumentar el caudal de agua, el fallecido intendente Eduardo García comenzó a principios de este año las gestiones ante el gobierno provincial para realizar nuevos pozos, pero a casi cinco meses de su deceso aún es una incógnita sobre qué pasará con el proyecto.
En marzo, desde el Ejecutivo municipal explicaron que las nuevas perforaciones permitirían el aumento del caudal de agua, el cual estaba casi al límite en época estival. Los pozos, que con los previstos llegarían a 15, se concretarían -tras estudios llevados a cabo por especialistas en el tema- en sectores cercanos al predio que posee el Club Los Ranqueles de Cayupán, a la vera de la ruta provincial 1.
Si bien se llevaron a cabo gestiones ante el gobierno provincial para obtener fondos, la obra no se comenzó y la falta de nuevos pozos podría llevar al faltante de agua durante los meses de verano. Fuentes comunales consultadas, dijeron que, por el momento, no hay novedades sobre la concreción de estos trabajos.
Las nuevas perforaciones fueron proyectadas como complemento de la adecuación del servicio de agua potable y del sistema de elevación, y la automatización del sistema de bombeo, que fue inaugurada a mediados de 2013.

Facebook Comentarios