Policiales

Condenan a un comisario por violencia de género; se trata de Mauricio Nuñez, un comisario de la ciudad de Santa Rosa

La investigación estuvo a cargo del fiscal Andrés Torino. El agresor fue condenado a la pena de tres años en suspenso por ser autor de los delitos de lesiones leves calificadas.

Mauricio Nuñez, un comisario de la ciudad de Santa Rosa, recibió una condena enmarcada en la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

Los hechos investigados comienzan el 7 de marzo de 2019, cuando el imputado junto a su pareja discutieron en el domicilio en el que convivían, y el hombre se retiró del lugar en su camioneta. Al salir, la mujer abre la puerta del conductor, pero éste emprende la marcha, provocando que ella caiga y sufra heridas en el cuerpo.

El día 20 de junio, discutieron por el celular y el acusado le dio un golpe de puño, provocándole una fisura en la costilla del lado izquierdo. El agresor la acompañó al Instituto Polimedic y a la Clínica Modelo para que reciba asistencia médica.

Finalmente el 28 de junio, en el domicilio que compartían, se suscita otra discusión donde el comisario toma su arma reglamentaria y persiguió a la mujer, forcejearon y la golpeó en la boca.

Al bajar, otra vez golpeó a la mujer y la amenazó de muerte. La hija de ambos salió a pedir ayuda y una vecina dio inmediato aviso a personal policial.

Abreviado

El conflicto penal se resolvió mediante un juicio abreviado entre el fiscal y sus abogados defensores Leonardo Villalba y Andrea Portillo. Acordaron y solicitaron al Tribunal que se lo condene a la pena de tres años de prisión en suspenso. El imputado reconoció la existencia de los hechos por los cuales se lo enjuicia, como su autoría.

Además, por el término de tres años, el imputado deberá cumplir las siguientes reglas de conducta: fijar domicilio, del que no podrá ausentarse sin consentimiento o autorización del juez encargado de la ejecución de la presente, y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras; prohibición de acercamiento -no menor a 200 metros- y de comunicación y contacto por cualquier medio a las personas y/o lugares de residencia de la víctima y su hija; y someterse a un tratamiento psicoterapéutico, el cual podrá realizar en el ámbito público o privado, debiendo acreditar esta circunstancia mediante certificados pertinentes, hasta la obtención del alta respectiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Diario

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar