La Pampa

Inversores judíos quieren comprar el Frigorífico de General Acha y negocia con los exempleados

Un grupo de inversores judíos quieren comprar la quiebra del Frigorífico de General Acha reactivarlo y poder exportar. El primer paso es negociar con los extrabajadores que reclaman su indemnización y luego, si se decreta la quiebra, adquirir la empresa e invertir para que la planta exporte animales faenados con el método “kosher”, un ritual que es realizado por rabinos especializados. Hay un avance importante entre los extrabajadores y los inversores y si acuerdan la suma de las indemnizaciones, seguirán los pasos legales para que el frigorífico vuelva a funcionar. Ya nos imaginamos la actuación de “Kosher Waters”, el personaje de Diego Capusotto para celebrar que vuelve a funcionar una importante fuente de trabajo en Acha.

Walter Gastaldi, representante del grupo inversor judío, habló con El Diario y dio detalles de las negociaciones. “Se ha abierto una posibilidad a partir de un grupo inversor judío que quiere faenar a través del método ‘kosher’ para exportar”, dijo Gastaldi.
“Estamos viendo los requisitos de los empleados. Ellos quieren cobrar la deuda que tiene con el Frigorífico de contado”, explicó el apoderado y contó que ya hubo reuniones. “Estamos dialogando con 35 trabajadores, sabemos que eran 54, pero hay unos veinte que aparentemente han firmado un convenio con la otra gente para que les paguen en cuotas”, indicó Gastaldi.
Aclaró que el grupo inversor quiere pagar de contado y que el próximo lunes habrá una nueva reunión entre los empleados y los empresarios para tratar de acordar la cifra que deberían abonarle a los trabajadores.

Si acuerdan con los trabajadores, avanzarán en elpedido de quiebra de la empresa para comprarla. “Nosotros somos compradores de la quiebra y no del concurso. Hemos negociado anteriormente para otras empresas y el concurso está muy viciado. No estamos en condiciones de arriesgar nada, simplemente pagarles a los empleados de contado y en el momento en que se decrete la quiebra ser compradores”, sostuvo Gastaldi. La intención es tener el negocio encaminado antes de la feria judicial. “Para marzo de 2020 tenemos que empezar a cumplir con los contratos de entrega. Los destinos serán Francia, Estados Unidos y parte de Israel”.

El proyecto de los inversores es preparar la planta para la faena “kosher”, en Ciclo 1, y para eso deben realizar un fuerte desembolso de dinero para comenzar a operar, cerca de 4 millones de dólares. “El frigorífico como está hoy no se adapta a nuestra necesidad, que es importar ‘kosher’. Además, tenemos que hacer el lugar donde van a vivir los rabinos porque la metodología es todo un ritual: vienen 15 rabinos y ejecutan todo lo que es la faena del animal”. El personal de General Acha trabajaría en desposte y todas las tareas que siguen en la cadena. La faena kosheer minimiza el estrés para el animal y garantiza una operación segura a las personas que se desempeñan en la faena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: dosbases

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar