Política

Santa Rosa: Por la usurpación encabezada por los Avendaño, renunció toda la dirigencia del Frente Peronista Barrial

Los máximos referentes del Frente Peronista Barrial anunciaron estes viernes su alejamiento de la agrupación en desacuerdo con la toma de terrenos en el Nuevo Salitral y el Santa María de Las Pampas, que fue motorizada por el electo diputado provincial Leonardo Tapera Avendaño y su hermano Fabián Avendaño, a su vez referente del Movimiento Evita en La Pampa. «Sostenemos que, como peronistas, nuestro compromiso está con el pueblo, y continuaremos manteniendo nuestros esfuerzos militantes para lograr el triunfo del proyecto encabezado por la fórmula presidencial Fernández-Fernández y por los candidatos provinciales del Frente de todos», anunciaron al dar cuenta de su portazo.  «Quedaron expuestas diferencias irreconciliables con el responsable en la provincia del Movimiento Evita Nacional, Leonardo Avendaño», concluyen.

El texto lleva la firma de Nelita Battista, Mariela López, Mónica Rodríguez,
Mirta Pierrastegui, Sonia Ramos, Ana María Alcala, Pablo Ricci, Jesús Gregori, Jorge Rojas y Gustavo Rodríguez. Allí señalan: «Ante los hechos de público conocimiento ocurridos en terrenos lindantes al Barrio Santa María de Las Pampas, en los que han tenido participación activa integrantes del Frente Peronista Barrial pertenecientes a su vez al Movimiento Evita, los  firmantes, militantes hasta la fecha del Frente Peronista Barrial de Santa Rosa, expresamos que en el FPB conocemos, analizamos y denunciamos en forma permanente desde nuestra constitución, la realidad social que vive nuestro país, donde las familias de menores recursos sufren día a día las más graves consecuencias del modelo neoliberal».

Y añaden: «Entendemos que es a través de acciones políticas que respeten la institucionalidad y surgidas del debate democrático que podremos revertirlas. Desde esta perspectiva ideológica, afirmamos que el FPB se planteaba cambiar la lógica de la política, donde los militantes fueran parte activa en una construcción conjunta que tuviera un espacio en el poder real, dentro del Movimiento Nacional y Popular. Por acciones inconsultas de integrantes del FPB pertenecientes al movimiento Evita, se planteo el debate en el que manifestamos la necesidad de mantener independencia de injerencias externas a nuestra organización».

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar