CastexPoliciales

Robo familiar en Castex: suegro y yerno robaron en un taller pagaron una deuda con lo robado y pronto recuperan la libertad

Anoche alrededor de las 23:30 hs la policía es alertada por Nestor Guajardo, dueño de un taller ubicado a la vera de la Ruta 102 quien manifiesta que tras haber arribado al lugar encontró el candado del portón violentado, el portón semi abierto y ya dentro del lugar notó el faltante de una amoladora que había adquirido hace muy poco, dos celulares un Ihpone y otro marca Samsung y una billetera con alrededor de 3 mil pesos de dinero en efectivo.
De inmediato la policía comenzó con las tareas de investigación y levantamiento de pruebas en el lugar y un rastrillaje en inmediaciones al galpón para ver si había algún rastro importante que permitiera esclarecer cómo llegaron las personas al lugar.
A las 00:30 hs, mientras un móvil policial se encontraba patrullando, se aprecia que una persona venia caminando por la orilla cinta asfáltica por Ruta 102 a pocos metros de donde se produjo el robo. La policía procede a la detención de esta persona y logra ver que la misma tenia oculta una moto entre unas plantas de la zona. Paralelo a esto, la segunda patrulla detecta en cercanías al taller un vehículo Fiat uno verde, estacionado, con una persona adentro que estaba como “esperando o haciendo de campana”.
Esta persona también fue demorada y trasladada a la sede policial junto con el otro demorado y resultó que ambos eran familares: yerno y suegro.

Ambos quedaron demorados toda la noche y la investigación continuó en las primeras horas del día de hoy cuando se pudo comprobar que los elementos robados por estas personas habían sido entregados a otra persona del medio para cubrir parte de una deuda que tenían con él, aduciendo que habían sido comprados en Mendoza.

La persona que fue engañada en esta maniobra, entregó voluntariamente los elementos a la policía que más tarde fueron reconocidos por su propietario. Los dos demorados, ambos masculinos, mayores de edad, fueron notificados a disposición de la justicia con intervención de la fiscalía local a cargo de Sebastián Mendiara y serán citados en el transcurso de la semana y en pocas horas recuperarán la libertad. La causa fue caratulada como “Robo”. La información fue confirmada a este medio por el Oficial Principal Darío Martínez de la Comisaría local.

Aunque el rápido accionar de la policía local permitió esclarecer el hecho y dar con los culpables, llama poderosamente la atención la rapidez con que estas personas al igual que otros en iguales circunstancias, recuperan la libertad y además ni se conoce su identidad. De esta manera se naturaliza el hecho de robar «total no pasa nada, nadie sabe quién fue», en pocas horas están libres y unos días después nadie se acuerda de nada.  Mientras tanto quienes fueron víctimas de estos hechos y toda la sociedad, pasan por momentos de gran nerviosismo, de sentirse ultrajados, observados y el miedo y la desconfianza se apoderan de la vida de las personas sabiendo con resignación que cualquiera puede hacer lo que quiere total la justicia mira para otro lado o aplica ínfimos castigos que nada colaboran para intentar modificar este tipo de conductas.

Deja tu comentario!

Botón volver arriba
Cerrar