La Pampa

La policía de Castex colaboró en allanamientos en General Pico

La Policía local realizó en la jornada de ayer una serie de procedimientos policiales en distintos puntos del barrio El Molino, en relación a dos hechos contra la propiedad que en las últimas horas se registraron en dos despensas.

Los procedimientos fueron coordinados por personal de la Comisaría Segunda, con apoyo de distintas unidades como el Grupo Especial, la Brigada de Investigaciones y la División Toxicomanía de la Unidad Regional II; mientras que también se sumó una comisión de la localidad de Eduardo Castex, encabezada por el comisario Gustavo Trinak.

Se conoció que los investigadores allanaron dos domicilios del barrio El Molino y también demoraron en la vía pública a un joven que se movilizaba en un automotor.

El accionar policial comenzó alrededor de las 11:00 horas del martes y se extendió hasta alrededor de las 18:00.

Lamentablemente esto provocó por un lado que vecinos del lugar maltrataran a los uniformados, arrojándoles piedras e incluso en un caso esgrimiendo un arma blanca; y por otro que la Policía demorara más de cuatro horas para allanar un domicilio, situación que tal vez pudo generar el ocultamiento de importante materia probatorio para los hechos investigados.

Robo y asalto

Los hechos que generaron el amplio accionar policial de ayer tuvieron lugar en distintas despensas de la ciudad; precisamente en una ubicada en calles 31 y Avenida San Martín y en otra de las arterias 4 y 27.

A partir de averiguaciones practicadas los investigadores decidieron ayer por la mañana realizar un allanamiento en una vivienda de calle 102 entre 25 y 27; mientras que simultáneamente se montaron ‘consignas‘ en diferentes inmuebles del barrio El Molino, sospechando que podrían surgir ‘derivaciones‘.

En el mencionado lugar la Policía detuvo a un joven mayor de edad y demoró a una menor de edad, como sospechosos de participar en el robo del comercio de calles 31 y Avenida San Martín; mientras que también se incautó distinta mercadería que supuestamente fue sustraída de la despensa.

Incidentes

Pero cabe apuntar que en el lugar se produjeron ‘incidentes‘, ya que la Policía debió esperar una autorización judicial para allanar el lugar y mientras tanto distintas personas repudiaron el accionar de los investigadores y los atacaron a piedrazos.

En ese contexto un masculino esgrimió un arma blanca y amenazó con la misma a personal policial que tomaba parte de los procedimientos; por lo cual fue demorado a disposición de la Fiscalía de turno por ‘amenazas, atentado y resistencia a la autoridad‘.

Por otra parte, una de las ‘consignas‘ dispuestas en El Molino permitió que alrededor de las 13:30 horas se demorara la marcha de un automotor en el que circulaba un joven mayor edad, presuntamente involucrado con el otro hecho delictivo que se investiga, es decir un ‘robo a mano armada‘ en la despensa de calles 4 y 27.

La Policía local estableció que en el asalto tendría relación un joven domiciliado en la localidad de Eduardo Castex, que cuenta con antecedentes delictivos y una condena ‘en suspenso‘ por parte de la Justicia.

Este sospechoso fue divisado ayer por la Policía cuando se retiraba de un complejo habitacional de calle 4 entre 29 y 31. Rápidamente fue interceptado por los investigadores y detenido a disposición de la Fiscalía de turno, mientras que el rodado en el que circulaba también fue retenido porque guardaría relación con el asalto.

Posteriormente se allanó el inmueble habitado por el joven en ‘un conventillo‘ de la calle 4, donde se incautaron prendas de vestir y otros elementos de interés para la causa; al tiempo que la Policía no pudo dar con un arma de fuego que presuntamente tenía en su poder el sospechoso y pudo ser ‘escondida‘ durante el tiempo de espera por las ordenes de allanamientos.

Según conoció este diario el sospechoso de asaltar la despensa de calles 4 y 27 también sería buscado por la Policía de Eduardo Castex, por otro hecho contra la propiedad que recientemente se registró en dicha localidad.

Ordenes

Sobre las órdenes de allanamientos cabe señalar que, siguiendo un necesario protocolo, fueron solicitadas por autoridades de la Comisaría Segunda al fiscal de turno Alejandro Gilardenghi, quien debió elevar el pedido a un juez de control (Marcelo Pagano) para hacerlo válida.

Lamentablemente la acción judicial demoró más de lo previsto y mantuvo a la Policía durante alrededor de cuatro horas envuelta en incidentes en el barrio El Molino, en el marco de una jornada lluviosa.

Debido al hostigamiento de algunas personas hacia los investigadores, el Grupo Especial montó un operativo en torno a los allanamientos para garantizar que los mismos se pudieran desarrollar con normalidad, teniendo en cuenta que de la prueba recolectada deberá valerse posteriormente la Justicia para llevar adelante las correspondientes investigaciones penales.

 

La reforma

Deja tu comentario!

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar